Acusan a Quantic Dream de tener un ambiente de trabajo tóxico

Acusan a Quantic Dream de tener un ambiente de trabajo tóxico

Quantic Dream tiene a sus empleados enfrascados ahora mismo en Detroit: Become Human, el próximo gran proyecto que llegará de la mano de David Cage, y mientras sea así y no estén a otras cosas menos decorosas, todo irá bien. Trabajar en el estudio no sería un lecho de rosas de acuerdo a la queja presentada el pasado año por cinco antiguos empleados de Quantic Dreams que señalan que por sus oficinas circulaban imágenes retocadas de tono homófobo, sexista e incluso con simbología nazi centrados en incluso en miembros de la propia plantilla, convirtiendo el estudio en un lugar de trabajo tóxico.

Hasta 600 imágenes, aseguran estos antiguos empleados circulaban por las manos de los integrantes de Quantic Dream, después de haber sido realizadas por ellos mismos. De hecho, fue uno de los directivos de tecnología quien las descubrió al dar con una de ellas que hacía alusión a su persona, según informa Le Monde. Una de ellas representaría al mismo David Cage, cuya cabeza estaría en el cuerpo de un stripper que sujeta un dildo neumático.

El propio co-fundador de Quantic Dream, Guillaume de Fondaumière, ha negado que exist este ambiente tóxico en las siguientes declaraciones hechas a Kotaku: «Quantic Dream niega categóricamente estas alegaciones. En cuanto a mí, estoy furioso y ofendido por estas acusaciones, que me tomo muy en serio. Y tomaré todas las acciones legales posibles para defender mi honor«.

En cuanto a David Cage, también ha sido muy claro: «¿Quieres hablar de homofobia? Trabajo con Ellen Page, que lucha por los derechos del colectivo LGBT. ¿Quieres hablar de racismo? Trabajo con Jesse Williams, que lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos. Juzgadme por mi trabajo«. ¿Serán ciertas las acusaciones?

Publicaciones relacionadas

Cerrar