Acusan a un estudio de introducir malware en los PCs de sus usuarios

Acusan a un estudio de introducir malware en los PCs de sus usuarios

El malware es otra de las amenazas silenciosas para la vida moderna en el siglo XXI. Puede estar en cualquier parte, desde aplicaciones inocentemente infantiles hasta en juegos que usan nombres de conocidas franquicias. Está también, al parecer, en el código que un estudio de desarrollo especializado en aportar complementos para simuladores de vuelo de terceras compañías incluía en sus productos como medida de seguridad. Pero al parecer, el código que incluía FlightSimLabs con su software hacía algo más que preocuparse de comprobar su autenticidad.

El código ha resultado ser una herramienta que recoge contraseñas almacenadas en Chrome, como ha descubierto en Reddit el usuario crankyrecursion el pasado domingo, tras comprobar que la amenaza estaba identificada y catalogada como «un proceso con el que la compañía roba nombres de usuario y contraseñas de los navegadores». Tras el comprensible revuelo, Leferis Kalamaras, jefe del estudio, ha comparecido en los foros para explicar por qué el código está ahí.

«No se usan herramientas para revelar información sensible de ningún usuario que haya comprado nuestro producto legítimamente», dice Kalamaras, «Lo que hay es un método específico que se usa contra números de serie concretos que han sido identificados como copias piratas y que han estado circulando por The Pirate Bay, RuTracker y otros sitios maliciosos».

Kalamaras afirma que el código sólo se usa para esta verificación, tras lo cual manda una alerta y el estudio toma las medidas pertinentes. Sin embargo, tras el escándalo suscitado, FlightSimLabs ha actualizado su software, un módulo paras simular el pilotaje de un Airbus A320, sin el malware en cuestión. «Hemos reemplazado el instalador y os prometemos que haremos lo que esté en nuestra mano para solventar las molestias a quienes se hayan sentido ofendidos, además de nunca volver a usar este enfoque en el futuro. ¡De nuevo, os pedimos disculpas humildemente!». ¿Vale el fuego para combatir el fuego?

Cerrar