Acusan al director de Project Phoenix de estafar 1 millón de dólares en Kickstarter

¿A que ya no te acordabas de Project Phoenix? No te preocupes, es normal. Es porque desde hace cuatro años no se ha sabido nada de él, pero es uno de aquellos juegos que se financió vía Kickstarter recaudando hasta siete veces más de lo que pedía y que prometía llevar el JRPG a un nuevo nivel en PlayStation 4 y PlayStation Vita. Promesas que se perderán como lágrimas en la lluvia si las feas acusaciones del desarrollador Tariq Lacy son ciertas. Porque de ser así, el director del juego, Hiroaki Yura, se habría embolsado el millón de dólares recaudado para hacer otro juego distinto. Vamos, lo que viene a ser una estafa.

Kotaku recoge el cruce de acusaciones que ha tenido lugar entre director y miembro del equipo, pero antes repasemos brevemente la cronología de los acontecimientos. Project Phoenix, presentado por Creative Intelligent Arts, se financia en 2013 con 1.014.600 dólares totales. Sin embargo, y tras hacer una versión preliminar que parece decepcionar a sus mecenas, Yura anuncia en 2015 que el juego se retrasa tres años más para poder lanzar antes otro título. Tiny Metal es ese otro título que tendría que haber sido lanzado ayer mismo. Y el hecho de que no fuera el caso y se haya retrasado a diciembre es lo que ha encendido la mecha de Lacy para acusar a Yura de quedarse ese millón recaudado para un vaporware para desarrollar Tiny Metal.

Lacy ha relatado lo que afirma que son los hechos que vivió como relaciones públicas y encargado de marketing en una serie de posts ya eliminados, pero transcritos: «Dos meses después de entrar en [el estudio] AREA 35 supe que la empresa fundó este proyecto a través de una estafa en Kickstarter. Reunieron a varios creadores y lanzaron una campaña llamada Project Phoenix, y después usaron el millón de dólares que recibieron para fundar el proyecto Tiny Metal.»

«Así es como sucedió: después de que recibieran el dinero de Kickstarter de Project Phoenix cerraron la empresa original (Creative Intelligence Arts, o CIA), y usaron ese mismo dinero para establecerse como AREA 35 y pagar al personal, el equipo y una oficina para hacer Tiny Metal. El CEO de la compañía, Hiroaki Yura, me pidió que desviara cualquier acusación de que este dinero fuera de nadie más que de inversores privados; en realidad Hiroaki metió mano en sus propios fondos y recaudó dinero de inversores después de que se le acabara el que tenía para Tiny Metal. Rechacé este encargo de inventar y minimizar la verdad par engañar a otros y le pedí a Hiroaki que me retirase de cualquier cosa relacionada con Project Phoenix para no implicar más en este asunto».

Duras palabras que han encontrado una dura respuesta de Yura, el cual contraataca con sus propias acusaciones: «Este post fue escrito por un empleado cuyo contrato ha sido rescindido debido a ser una persona tóxica que ha acosado sexualmente a nuestras trabajadoras entre otros muchos problemas. El post narra hechos incorrectos y por tanto ha sido borrado de nuestra cuenta. Es todo lo que tenemos que decir ahora, estamos preparando documentos legales y otras pruebas después de discutir esto con nuestro abogado». Lacy, por su parte, ha negado estas acusaciones: «No, las declaraciones de Hiroaki sobre que soy tóxico y un acosador sexual no son ciertas. Está reaccionando con calumnias a mi publicación».

Y entre unas cosas y otras, parece que seguiremos sin Project Phoenix para rato…

 

Cerrar