Aficionados suizos consiguen detener un partido de fútbol para protestar contra los esports

Los esports están calando fuerte entre los clubes deportivos, algo que no está gustando demasiado a los aficionados más acérrimos de ciertos equipos. Esto es lo que piensa parte de la afición del Young Boys, uno de los equipos más populares de la Super Liga Suiza, la cual consiguió detener un partido de fútbol para protestar contra los deportes electrónicos. Según la información publicada, fueron los componentes de la sección «ultra» de la afición los que arrojaron pelotas de tenis y mandos de consola al campo de juego para mostrar su rechazo completo a la inclusión de los esports como parte de las competiciones principales.

Este acto hizo que el árbitro del partido entre el Yong Boys y el Básel lo detuviese unos minutos debido a la cantidad de objetos arrojadizos que cayeron al césped, entre los que se encontraban mandos de PS4 en los que se había escrito palabras como «fuck». Esta posición contraria a los esports puede deberse, como apuntan en Eurogamer, a la creciente inversión que han hecho los principales clubes del mundo en su división de deportes digitales. Un buen ejemplo de ello es la reciente ampliación que está haciendo el Real Madrid en el Santiago Bernabeu, el cual tendrá una sala de esports tras la remodelación del estadio.

Fuente

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar