Akira Toriyama prefiere dibujar poses raras antes que entintar

Akira Toriyama, creador de Dragon Ball y Dr. Slump entre otras, es todo un genio y figura. El artista al que debemos los diseños de Dragon Quest o de esa obra magna que es Chrono Trigger no se suele prodigar mucho últimamente en lo que es la edición de cómic manga. Tiene una explicación: no es que le divierta entintar precisamente.

“Rara vez dibujo manga porque odio entintar”, dice el mangaka en una entrevista televisiva que reproduce Kotaku. Hasta le soltó a su editor de Dragon Ball, Fuyuto Takeda, la excusa de que la tinta le provocaba alergia. Menudo es Toriyama, amigos. “Tal vez sea hora de que este viejo se retire”, bromea ante el horror de los presentadores. Tranquilos, al bueno de Tori aún le quedan muchas greñas que levantar. Porque en realidad, aunque entintar sea un rollo, Toriyama disfruta inventando historias y dibujando… poses raras.

La prueba la tendréis en Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses, la última película sobre su obra más conocida en todo el mundo, y en donde el orgulloso Vegeta intentará impresionar a Bils, el enemigo de esta historia, haciendo un despliegue de poses y expresiones que harían aplaudir a Ginyu y sus Fuerzas Especiales. Eso sí, digno, lo que se dice digno, no lo es mucho. Ay, Vegeta, con lo que tú has sido…

Cerrar