Alemania: La simbología nazi en los videojuegos no estará prohibida

Publicado por el

El Gobierno Alemán ha decidido levantar su prohibición de este tipo de simbología en los videojuegos.

Por todos es sabido que el pasado histórico de Alemania ha influido mucho a la hora de censurar contenidos que tuvieran alguna relación con la época nazi. Por supuesto, los videojuegos no se han escapado nunca a este tipo de censura, al estar prohibida cualquier tipo de simbología conectada al fascismo alemán en el mundo del ocio electrónico. 

Sin embargo, hace unos días la USK (Unterhaltungssoftware Selbstkontrolle), encargada de las reglamentaciones en el sector alemán de los videojuegos, cambió sus normativas, permitiendo que las esvásticas o runas volvieran a hacer acto de aparición en este tipo de productos. 

El mundo del cine ya “disfrutaba” de esta libertad, siempre y cuando la simbología se usara para representar un contexto histórico, o una ideología contraria a la nazi. Evidentemente, esta mayor permisividad también contemplará un control más exhaustivo del contenido de cada videojuego, determinando si la situación es propicia para posibilitar la aparición de elementos nazis.

La saga Wolfenstein es buena conocedora de esta ley, ya que sirvió para censurar el contenido de Wolfenstein 3D en 1994, prohibiendo la presencia de símbolos o referencias al bando hitleriano en los videojuegos hasta el día de hoy. Sin ir más lejos, en Wolfenstein II: The New Colossus, el propio Fürher tuvo que ser desprovisto de su bigote para evitar “cualquier parecido con la realidad”.

20 años después, el país germano dará mayores libertades para incluir partes de su oscuro pasado en el mundo del entretenimiento digital, aunque todo apunta a que seguirán siendo igual de estrictos con aquellos títulos que no demuestren poseer una “necesaria relevancia” del contexto nazi en sus acciones.

Mario Arias