AlfaBetaTOP: 10 enemigos que nunca olvidaremos

El mundo de los videojuegos está lleno de héroes. De Marios, Sonics y Dantes. Pero ¿qué hubiese sido de nuestras vidas como jugadores sin los malos de turno? Sí, esos tipos gigantescos que nos esperaban al final de cada pantalla en la época clásica, y que tampoco han dejado de crecer, evolucionar e incordiar desde entonces. Está claro que todos tenemos un lado oscuro, y que más de una vez nos hemos visto más identificados con los villanos que con los buenos. Aquí va nuestro tributo a los más grandes. Al menos a nuestros preferidos. Como siempre, el foro de la web está abierto para recibir también a los vuestros.

Némesis

Aunque Resident Evil 3 es, muy posiblemente, una de las entregas más flojas de la serie, tenía su aquel. En concreto tenía un enemigo que nunca olvidaremos: Némesis. Este engendro mutante, con nombre de diosa de la justicia griega, medía más de dos metros y seguramente fuera la criatura más contundente y mortal creada jamás por la corporación Umbrella. Desde su debut en la tercera parte de la serie, se ha convertido en todo un símbolo de Resident Evil y ha tenido sus apariciones en alguna que otra película, secuela y hasta en juegos de lucha como Marvel vs. Capcom.

Lo que no todo el mundo sabe es que el diseño de Némesis estuvo inspirado, en origen, en los célebres cenobitas de Hellraiser, la película del maestro del terror Clive Barker.

Cyberdemon

Otro enemigo con el que, a buen seguro, más de uno ha tenido alguna que otra pesadilla. En concreto durante los años noventa, cuando encontrárselo por los interminables pasillos de Doom era sinónimo de estar en apuros. No sólo se trataba de un enemigo gigantesco y muy poderoso (sus misiles eran poco menos que letales a corta distancia), sino que su diseño, mitad diablo mitad máquina, resultaba impresionante. En Doom 3, se hizo el jefe final del juego y los chicos de iD le convirtieron en un monstruo aún más gigantesco y difícil de derrotar que de costumbre.

Bowser

Enemigo por excelencia del fontanero Mario, Bowser es sin duda uno de los personajes más representativos del mundo de los videojuegos. Desde los años ochenta, esta especie de dinosaurio, líder de los koopas, no ha cesado en su empeño de secuestrar a la princesa Peach e intentar hacerse con el Reino Champiñon. Siempre sin éxito, claro. De hecho, su castillo al final de cada mundo era uno de los momentos más emocionantes del mítico Super Mario Bros de NES. Por aquel entonces los enfrentamientos con él se limitaban a lograr esquivarle al final de un puente levadizo. Curiosamente, su diseño inicial distaba muchos en la época de los ocho bits del que luego se ha venido popularizando.

Robotnik

Si Sonic fue, al menos durante algún tiempo, la respuesta más clara a Mario, Ivo Robotnik (también conocido como Eggman) lo fue de Bowser. Este villano clásico del mundo de las plataformas, tenía -y aún tiene- la mala costumbre de intentar robotizar el planeta. Y sin tener la más mínima consideración a la hora de manipular y experimentar con todo tipo de criaturillas salvajes. Por serte Sonic siempre suele estar para estropearle el día.

En teoría, Robotnik se volvió un villano como consecuencia de sus ambiciones científicas, pero en origen no era más que un prometedor e idealista científico. Desde Sonic 1 ha sido sin duda uno de los personajes malos más importantes para SEGA, y ha participado en casi todos los spin-offs deportivos o de velocidad de la compañía.

Sefirot

Uno de los enemigos más recordados de entre los juegos de rol es, sí o sí, Sefirot. El malo del clásico con mayúsculas Final Fantasy VII. Este soldado, tan carismático como poderoso, no sólo hizo historia en el título de PSOne, sino que también ha tenido un pequeño papel en videojuegos o incluso películas posteriores de Square-Enix. Como por ejemplo en Crisis Core, Dirge of Cerberus, Kingdom Hearts o Final Fantasy Tactics.

Blinky, Inky, Clyde y Pinky

¿Y estos quienes son? ¿Los motes de fin de semana de los teletubbies? No, nada más lejos de la realidad. Aunque pocos los reconoceréis por su auténtico nombre (en Occidente, pues en Japón se llamaban distinto), seguro que a todos os suenan. Son los fantasmas del clásico Pac-Man. Dependiendo de cada color, cada fantasma tenía un nombre y un comportamiento más o menos distinto: tendían a emboscar, perseguir, moverse sin ton ni son… Sin duda no podían faltar en este top como auténticos iconos dentro del sector.

Pyramid Head

Uno de los personajes más reconocibles del juego de terror Silent Hill, a pesar de que su primera aparición tuvo lugar ya en la segunda parte del título. En realidad no solo es un enemigo con un diseño terrorífico y muy original, sino también profundo y con un significado importante dentro de la serie. En nuestro primer encuentro con él, era un ser casi indestructible, al menos hasta el final, que nos ponía en más de un apuro con su gran cuchillo. Como era de esperar, también apareció en la película basada en el juego.

Drácula

Además de ser un inmortal personaje literario creado por Bram Storker, el rey de los vampiros también es un ilustre de los videojuegos. Principalmente, aunque no en exclusiva, por la serie Castlevania. Desde los ocho bits Drácula ha atormentado a la familia Belmont con sus continuas resurrecciones y se ha convertido por derecho propio en uno de los enemigos más importantes de la historia. Sus risas y transformaciones resultan inolvidables, igual que su torre final, en la que siempre nos acostumbraba a esperar.

Ganondorf

Parece que en casi toda lista sobre videojuegos que se preste tiene que estar presente Zelda. Y esta no podía ser una excepción. En cuestión de villanos, la conocida serie de Nintendo cuenta con uno de los más carismáticos: Ganondorf. Sus objetivos casi siempre han pasado por hacerse con el reino de Hyrule y raptar a la princesa Zelda. Lo que, lógicamente, le ha convertido en antagonista absoluto del héroe Link.

M. Bison

Bison (al menos en las versiones occidentales de Street Fighter), es el villano de juegos de lucha por excelencia. Un déspota y tiránico terroristas con ambiciones mundiales que alteró su ya de por sí considerable fuerza física con experimentos psíquicos. Además de ser un personaje excepcional, Bison también ha sido íntimo rival de muchos personajes no menos importantes de Street Fighter. Chun Li quería vengarse de él por la muerte de su padre, Guile por el asesinato de su compañero Charlie y hasta el propio Ryu le tenía un odio especial. Siempre haciendo amigos, vamos…

 

Enrique Luque de Gregorio, redactor de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar