AlfaBetaXBOX: Asistimos a la presentación de Kinect Sports Rivals, que tuvo lugar en Madrid

Desde que Kinect apareció por primera vez en Xbox 360, en noviembre de 2010, este ha buscado llevar la experiencia de juego que sentía el jugador un paso más allá, intentando que dejáramos a un lado el mando tradicional para pasar a adentrarnos en los juegos con nuestro cuerpo o nuestra voz. Desde entonces, y cada vez más, han ido saliendo títulos que aprovechan las capacidades de la cámara que acompañaba ahora a las Xbox, ya sea con juegos que usan algunas de sus funciones como otros que lo convierten en el único medio para poder interactuar con ellos. 

Con el desarrollo de Xbox One, Microsoft ha querido también hacer evolucionar Kinect para que se convierta en un medio con el que podamos controlar la consola de manera intuitiva, llegando a lo que conocemos hoy como Kinect 2.0. Hace unos días pudimos asistir a la presentación del nuevo juego de Rare, Kinect Sports Rivals, que promete explotar las nuevas capacidades del sensor de movimiento y la cámara, tal y como nos pudieron contar Nick Burton, New Technology Lead Engineer en Rare y Harry Robinson, productor en Rare, que hicieron de anfitriones del evento.

Kinect Sports Rivals es el nuevo título de deportes de Xbox One, que usa 100% las capacidades de Kinect para hacer que el jugador sienta que está dentro del juego, como ya pasaba en el primer acercamiento de la saga de Rare que supuso Kinect Sports para Xbox 360. En la presentación, Harry Robinson fue el encargado de comentar cuáles eran las novedades que traía esta nueva entrega, como por ejemplo, los seis deportes que estarán disponibles, algunos de ellos viejos conocidos de la franquicia: fútbol, tenis, carreras de motos acuáticas, escalada, bolos, y tiro al blanco. En cada uno de estos deportes, el jugador tendrá que valerse de su cuerpo para efectuar los movimientos necesarios para hacer que su personaje virtual vaya superando con éxito las pruebas que se le proponen. 

Ahora, y gracias a los sensores mejorados de Kinect 2.0, este reconocerá nuestros movimientos de una manera mucho más fiable, por ejemplo, en el fútbol y en el tenis la cámara reconocerá el ángulo de nuestro pie, brazos o muñeca, pudiendo dar diferentes efectos a la pelota. En cambio, si estamos jugando una partida de bolos, Kinect será capaz de reconocer cuando estamos agarrando la bola y la soltamos gracias a que puede diferenciar todos nuestros dedos, viendo si tenemos el puño cerrado o la mano abierta, cuando soltamos la bola. Pero es cuando estamos en el tiro al blanco cuando saca a relucir su precisión, sabiendo hacia dónde estamos apuntando, y si lo estamos haciendo tan bien que somos capaces de acertar a las dianas. También remarcó que gracias al nuevo Kinect la experiencia resulta “mucho más natural e increíble” y destacó otras de las novedades del título, como los nuevos equipos y capitanes, los diferentes tipos de power-ups y habilidades o la posibilidad de desbloquear nuevos equipamientos con la experiencia acumulada, que hacen de él “un juego mucho más estratégico”. Por esta razón, las elecciones del jugador serán claves y deberá elegir sabiamente qué power-ups utilizar en función de sus habilidades, las de sus oponentes y las exigencias de cada deporte.

Dentro de Kinect Sports Rivals podremos crear el personaje con el que jugaremos, gracias a un editor que pondrá bastantes opciones de personalización a nuestra disposición, como peinados, color de piel, vello facial, complexión, etc. Pero lo realmente importante de esto, según explicaba Robinson, es que con Kinect, podremos crear una versión cartoon de nosotros mismos, gracias a su reconocimiento facial disponible en el juego, que nos guiará por una serie de pasos hasta conseguir una reproducción de nuestro cuerpo y nuestra cara. Los resultados son bastante impresionantes, resultando en la mayoría de los casos un personaje con unos rasgos casi calcados del modelo real, solo que con un estilo menos realista, pero si Kinect no consiguiera acertar con los detalles podremos personalizar al personaje desde el editor para conseguir un mayor parecido. Esta tecnología supone un punto de inflexión en cuanto a la creación de personajes en la industria, que bien podría encaminarse hacia esta dirección, basándose en modelos reales para representar a los virtuales, dotándolos de una conexión aun mayor con el jugador.

Kinect Sports Rivals también hará uso de la polémica nube que mencionaba Microsoft en las presentaciones previas a la salida de Xbox One, gracias a la cual nuestros personajes se colarán en las Xbox One de nuestros amigos como un fantasma, reproduciendo fielmente nuestra manera de jugar, convirtiéndonos en los rivales que tendrán que batir durante sus partidas. A medida que nuestra habilidad mejore, también lo harán la de nuestros fantasmas en consolas ajenas, pero lo mismo pasará a la inversa, cuando los fantasmas de nuestros amigos se paseen por nuestra pantalla. 

A continuación, fue Nick Burton el que subió al escenario, no para explicarnos más cosas acerca de su nuevo juego, si no para explicarnos con detalle como habían usado Kinect en el juego, usando su propia herramienta de desarrollo, que por razones obvias, no pudimos fotografiar. Al acceder a la herramienta, Nick enseñó la gestión de la luz que hace Kinect gracias a sus sensores infrarrojos, que capturaban todo al detalle, con una precisión milimétrica, incluso siendo capaz de reconocer los movimientos de los dedos incluso cuando se alejaba bastantes metros del objetivo de la cámara. También pudo mostrarnos como grababan los movimientos de las personas para representarlos en el juego, gracias a una función en la que el software recreaba un esqueleto simple de la persona que tenía enfrente, creando nuevos esqueletos para las manos y los pies, reconociendo cuando estaban los puños cerrados o no, cosa de la que se han servido para recrear los movimientos que se tendrán que ejecutar cuando jugamos a los bolos dentro del título.

Tras ambas presentaciones, tuvimos la ocasión, junto a algunos periodistas de otros medios, de sentarnos con Nick y Harry en una rueda de prensa en la que respondieron a nuestras preguntas. Realmente quedamos impresionados con la capacidad de detección de Kinect para crear a un personaje virtual tan fiel a su modelo humano, por lo que le preguntamos acerca de que querían hacer con esa tecnología que habían desarrollado, a lo que contestaban "no lo sabemos, quizás debamos esperar para saber la auténtica respuesta. En serio, esta tecnología es bastante potente, podemos imaginarnos usarla en un juego como podría ser Skyrim, en que el personaje podrías ser tu mismo, pudiéndolo importar de otros juegos. No hay nada que nos haga pensar que esto no es posible en un futuro, ya que estos personajes son más reales, por lo que se escanearía directamente al jugador, haciéndolo todo más sencillo, mientras que nosotros estamos haciendo una versión cartoon de esa persona, teniendo que adaptarla a este estilo, lo que requiere un poco más de trabajo. Realmente no sabemos a lo que nos llevará esto, por lo que quizás podamos anunciar algo pronto, o no" terminaban entre risas. 

Luego contestaron como había sido trabajar con el nuevo Kinect y sus nuevas posibilidades, a lo que comentaron que "empezamos a usarlo bastante pronto, la verdad, y siempre tuvimos claro que es lo que la audiencia quería y esperaba de Kinect. A parte del control de movimientos, este nuevo Kinect es más preciso, y usa mejor las distancias, por lo que no necesitábamos tener un área especialmente grande para poder jugar, ya que mientras a los americanos no les supone mucho problema ya que suelen tener casas grandes, para los europeos sí que lo era, pues su espacio era mucho más reducido, teniendo que trabajar sobre eso. Fue muy interesante trabajar con Kinect, los equipos de hadware y software estaban volcados en el, haciendo prototipos, viendo que es lo que funcionaba y lo que no, hasta llegar a lo que hemos visto, que es lo que siempre quisimos".

Hablando sobre su tecnología de reconocimiento facial, se les preguntó acerca de su opinión sobre llegar a controlar juegos solo con gestos de nuestra cara, algo que está más cerca gracias a su tecnología, a lo que contestaron "no estamos muy convencidos de ello, es cierto que podríamos controlar un juego con los movimientos de nuestra lengua, por ejemplo, pero nosotros estamos más enfocados en crear otro tipo de experiencias. En el estudio llegamos a pensar algo como un juego de zombis en el que estos tuvieran la cara de nuestros amigos, igual que en una serie cuando estos caen y se convierten en parte del enemigo. Nos atrae mucho más ese tipo de cosas, ya que podríamos crear un montón de cosas con esta tecnología".

También tuvimos oportunidad de preguntarles sobre el pasado de Rare, que ahora se encuentra muy enfocado en Kinect, y si echaban de menos hacer juegos como Kameo, que vio la luz en los primeros años de Xbox 360, a lo que respondieron que "realmente nos encantó trabajar en Kameo, fue fantástico hacerlo, pero ahora con Kinect tenemos posibilidades de hacer más cosas que las que éramos capaces de hacer en 360. Siempre estamos buscando hacer cosas diferentes, por lo que no puedo decir que vayamos a volver a hacer un juego como Kameo, pero sí que vamos a intentar hacer algo diferente cada vez. ¿Qué es lo siguiente que vamos a hacer? No podría decirlo, pero nos encontramos muy entusiasmados haciendo siempre cosas nuevas".

Aprovechamos para recordar que todos los poseedores de Xbox One podrán hacerse con Kinect Sports Rivals a partir del 11 de abril de este mismo año, que seguro que traerá muchas horas de diversión jugando entre amigos, así como experimentando con la creación de nuestros "yo" virtuales.

Álvaro Moral Arce

▪ Fecha de lanzamiento: 11/04/2014
Cerrar