AlfaBetaXBOX: La historia de Xbox, de sus orígenes a la actualidad

Con el auge que tuvieron los videojuegos a medida que iba pasando el tiempo, no era de extrañar que cada vez más empresas se sumaran al carro de la diversión y el entretenimiento. Hoy en día son habituales los teléfonos móviles inteligentes, que hacen las veces de consolas portátiles, así como diferentes consolas de sobremesa, como por ejemplo Wii U o las próximas PlayStation 4 y Xbox One. Además, tampoco podemos olvidarnos del ordenador, que podríamos decir ha sido la cuna de todo lo que hoy en día conocemos como videojuegos. Pero, ¿cómo ha llegado Microsoft al mundo de los videojuegos y cómo ha evolucionado a lo largo de todos estos años? Conoce con nosotros la historia de esta compañía, que un día decidió dar el salto a las consolas de sobremesa y que pronto pondrá a la venta su nuevo sistema; Xbox One.

Es por todos conocido que Microsoft ha sido una marca bastante reconocida en el ámbito de los ordenadores, sobre todo en cuanto a sistemas operativos se refiere. A lo largo de la historia los usuarios han podido disfrutar de una gran cantidad de consolas de sobremesa y portátil, pero no fue hasta la salida de la primera PlayStation cuando Microsoft comenzó a ver con buenos ojos estos sistemas de entretenimiento para el salón.

A pesar de que el ordenador ha sido en un primer momento la plataforma preferida para los jugadores, Sony y Nintendo, entre muchas otras empresas, se han volcado en ofrecer alternativas a estos sistemas. A finales de los años 90 Microsoft era consciente de que cada vez más usuarios estaban dando el salto a estos nuevos sistemas de entretenimiento, que estaban robando protagonismo al rey indiscutible de ese momento; el ordenador.

Bill Gates ya se había mostrado en diferentes entrevistas bastante interesado en abarcar estas plataformas con un producto propio, pero no fue hasta 1999 cuando Gates confirmó que la compañía se encontraba inmersa en un dispositivo de juego apartado de los ordenadores. En un principio este nuevo sistema era conocido como DirectX-Box, haciendo referencia al uso de DirectX, fundamental en ordenadores. Finalmente, el 10 de marzo de 2000, Microsoft confirmaba lo que todos estaban esperando, Xbox sería su primera consola doméstica, y entraría de lleno en el negocio del ocio para competir con sus otros rivales; PlayStation 2 y GameCube.

A pesar de que esta nueva consola era una alternativa para los jugadores de PC, las entrañas de la misma contaban con algunos de los elementos que caracterizan a la plataforma de teclado y ratón. Xbox contaba con una arquitectura x86, algo que sirvió para que muchas compañías que ya trabajaban en ordenador se animaran a dar el salto a Xbox, algo que se ha visto potenciado con el posterior lanzamiento de Xbox 360.

Pero, ¿cuáles han sido las principales bazas que han caracterizado a Microsoft en su incursión en el mundo de los videojuegos? Podríamos decir que la compañía ya era bastante consciente de lo que muchos jugadores querían del mundo de los videojuegos. Los títulos multijugador en PC eran uno de los principales alicientes de esta plataforma, y Microsoft sabía lo que muchos jugadores querían. De esta forma, y después de que SEGA probara suerte en el ámbito en línea con su consola de sobre mesa Dreamcast, llegó Microsoft con Xbox Live y Xbox. Para la compañía este era el momento idóneo para intentar explotar esta modalidad de juego, que no tuvo mucho éxito con Dreamcast debido a las exigencias que tienen los juegos multijugadores.

Con PlayStation 2 y GameCube centrados en la experiencia para un jugador, o con cooperativo local, Microsoft saca a luz Xbox Live, que coincide con el lanzamiento de la plataforma Xbox en Estados Unidos el 15 de noviembre de 2001. El resto de usuarios, como por ejemplo los japoneses, tuvieron que esperar hasta el 22 de febrero de 2002 para conseguir hacerse con la primera consola de Microsoft, y los europeos fuimos los últimos en recibirla, en concreto el 14 de marzo de 2002.

Xbox llegaba al mercado cuando PlayStation 2 y Gamecube ya llevaban un tiempo en las tiendas, pero esto no fue un problema para que Microsoft comenzara a hacerse un hueco en el mundo de los videojuegos, superando a algunas plataformas, en cuanto a ventas se refiere, en determinados territorios.

 

Tampoco podemos olvidarnos del mando de la primera Xbox, que marcaría la senda de los que estaban por llegar con las siguientes plataformas. Los gatillos analógicos del primer mando fueron recibidos con alabanzas por muchos usuarios, y otras compañías como la propia Sony implementaron algunas de sus características en el DualShock 3 de PlayStation 3. A diferencia del mando de PlayStation 2, el controlador de Xbox contaba con una disposición diferente de los sticks analógicos, haciendo caso a las opiniones vertidas por muchos jugadores de PC. Respecto a sus dimensiones, se trataba del mando más grande que podíamos ver por el momento, más incluso que el de GameCube, característica que luego Microsoft ha ido mejorando con el paso del tiempo.

¿Y respecto a los juegos? Fueron muchos los títulos de éxito que aparecieron en la consola, pero nosotros nos quedaremos con tres sagas que hoy en día siguen teniendo un rotundo éxito en las consolas actuales. Halo y Halo 2 son un ejemplo de la filosofía que tenía Microsoft; explotar al máximo la vertiente en línea que pueden ofrecer las consolas de sobremesa. Incluso meses después de Xbox fuera descatalogada, existían todavía 12 jugadores disfrutando el modo en línea de Halo 2, algo que alegró enormemente a Microsoft. Finalmente Xbox Live para Xbox echó el cierre el 14 de abril de 2010, debido a que la nueva Xbox 360 era por aquel entonces el sistema principal de la compañía. Otro de los títulos que también sirvió a muchos para decantarse por Xbox fue Fable, un juego de rol en el que los jugadores eran los que decidían el papel que desempeñaría su personaje a lo largo de la historia. Por último, y en un orden diferente tenemos Forza Motorsport, que se convirtió en el inicio de una saga de conducción de éxito para Microsoft, y que ahora con la salida de Xbox One contará con su quinta entrega numerada. 

Se estima que el catálogo completo de Xbox estaba formado por más de 1.100 juegos. Esto sirvió para que, a pesar de ser la primera consola de la compañía, se consiguieran vender más de 24 millones de sistemas, siendo Estados Unidos el principal mercado de Microsoft.

Microsoft no consiguió hacerse con el primer puesto en aquella generación, ya que por aquel entonces Sony y su PlayStation 2 era la plataforma preferida de los jugadores. Pero sí podemos estar seguros de una cosa, con el nacimiento de Xbox se cambiaron las bases de lo que muchos hoy conocemos como videojuegos, y esto es algo que se vio mucho más reforzado con la llegada de la sucesora de Xbox; Xbox 360.

Fue en el año 2002 cuando Microsoft comenzó a trabajar ya en una nueva consola. Por aquel entonces la compañía desconocía el nombre que tendría esta, pero se descartó el de Xbox 2 por hacer alusión a PlayStation 2, algo que podría ser confundido con una consola de antigua generación. En febrero de 2005 la compañía decide finalmente cuál será el nombre de esta nueva consola, que pasaría a llamarse finalmente Xbox 360, y que fue presentada al mundo el 12 de mayo de 2005 durante un evento en la cadena de televisión MTV, como os mostramos en el anterior vídeo. Una nueva batalla había comenzado, y en esta ocasión las competidoras serían PlayStation 3 de Sony, y Wii, de Nintendo.

Los primeros usuarios en poder disfrutar de Xbox 360 fueron de nuevo los de Estados Unidos, que la recibieron el 19 de noviembre de 2005, mientras que los japoneses y europeos tuvimos que esperar hasta el mes de diciembre de 2005. Aun así, los tiempos de espera entre el lanzamiento de la plataforma en diferentes territorios fueron más cortos, acabando con lo que ocurrió con el lanzamiento tan escalonado de la primera Xbox.

Si en un primer momento Xbox se caracterizó por contar con un servicio destinado a la experiencia en línea, Xbox 360 también gozó de este servicio. Xbox Live estaba y está disponible como un sistema en el que los jugadores pueden disfrutar de una experiencia multijugador potenciada, con conversaciones entre amigos, o con las posibilidades que brindaban el bazar de juegos descargables. Este fue sin lugar a dudas una de las principales bazas para los desarrolladores independientes, que encontraron aquí un nicho de jugadores bastante importante. Tampoco podemos olvidarnos del aclamado sistema de logros que implementó Microsoft, algo que hoy en día es bastante habitual entre los jugadores de PlayStation 3 y Steam.

Pero las mejoras incluidas en Xbox Live no fueron las únicas novedades de Xbox 360, ya que los accesorios que fue recibiendo la consola también habían sufrido un lavado de cara. El mando es sin lugar a dudas el más llamativo, que a pesar de haber seguido la estela de lo visto en Xbox, cambiaba algunas de sus características. La primera de ellas era su tamaño, ahora el mando se volvía mucho más ergonómico y cómodo para jugar, aunque la disposición de sus sticks seguía siendo la vista en el anterior mando. A lo largo de los años Microsoft ha ido lanzando diferentes modelos de esta mando, así podemos encontrarlos con cable o inalámbricos, en diferentes colores y con la cruceta izquierda mejorada.

Otro de los pilares fundamentales de la compañía sería presentado el 1 de junio de 2009, con motivo del E3 de ese año. Microsoft anuncia aquí Project Natal, un sensor de movimiento que capta todo nuestro cuerpo y voz gracias a la tecnología que utilizaba. Este sin lugar a dudas se trata de uno de los movimientos más importantes de Microsoft en los últimos años, debido al éxito que estaba cosechando Nintendo con su consola Wii y su mando con sensor de movimientos. Project Natal finalmente vio renovado su nombre, y los usuarios recibimos la versión final bajo el nombre de Kinect. Han sido numerosos los títulos que han aprovechado las bondades de este periférico, pero parece que Microsoft quiere hacer de Kinect una clave fundamental en el que será su siguiente sistema; Xbox One.

Además del mando y el sensor de movimientos, también salieron a la venta todo tipo de periféricos, como por ejemplo micrófonos compatibles con títulos como Lips, auriculares con cable e inalámbricos que mejoraban la experiencia en línea de Xbox 360, o incluso teclados que se incorporaban al mando de Xbox 360.

Títulos mencionados anteriormente como Halo, Forza y Fable también han tenido su presencia en la actual generación, convirtiéndose en las principales sagas de la compañía. Pero eso no ha sido todo, ya que otra de las sagas más exitosas aparecidas en Xbox 360 también nació con esta consola; Gears of War. El título en cuestión apostaba por unos gráficos que quitaban el hipo, y una jugabilidad a prueba de bombas, todo ello potenciado a un modo multijugador que ha sido uno de los referentes de esta generación.

Uno de los problemas que más dolores de cabeza ha dado Xbox 360 a Microsoft han sido las luces rojas. Este problema estuvo presente incluso semanas después del lanzamiento de Xbox 360, y poco a poco fueron más los usuarios que se quejaron de que sus consolas se veían afectadas por este problema. Así, los jugadores que tuvieran su consola con tres luces rojas se veían en la obligación de enviarlas al servicio técnico de la compañía, algo que propició el hecho de Microsoft ampliara la garantía de Xbox 360 debido a estos problemas.

Si Xbox supuso un buen inicio para Microsoft en el mundo de los videojuegos, Xbox 360 consolidó estos hechos. Hasta la primera mitad de 2013 son más de 77 millones de consolas vendidas entre Estados Unidos, Japón y Europa, cifra muy superior a lo visto en Xbox. A pesar de todo esto Wii ha sido la consola con más ventas de esta generación, pero Microsoft ha conseguido una importante parte del pastel; principalmente en territorios como Europa y Estados Unidos.

9089

Y ahora es cuando llegamos a nuestros días. El pasado 21 de mayo de 2013, y después de que Sony presentase la que sería su consola de nueva generación, Microsoft mostraba al público Xbox One, sucesora de Xbox 360. Durante mucho tiempo fueron muchos los nombres que se barajaron para la tercera consola de la compañía, como por ejemplo Xbox 720, Xbox Infinity o Durango, su nombre en clave.

En un principio Xbox One iba a contar con numerosos cambios en su sistema respecto a lo visto en las anteriores consolas de la compañía. Microsoft anunciaba que existirían limitaciones en los juegos de segunda mano, así como una conexión en línea que obligaba al usuario a conectarse cada día para poder usar la consola. Finalmente, y después de haberse producido críticas, Microsoft anunció que Xbox One no requerirá conexión permanente, y que podremos compartir nuestros juegos físicos con quién queramos, movimiento recibido con alegría entre los jugadores.

Respecto al nuevo mando de la consola, se muestra bastante continuista con los visto en las anteriores plataformas de la consola, pero también se han incorporado jugosas novedades como por ejemplo la vibración de los gatillos o la cruceta y sticks mejorados.

Si durante la presentación que tuvo lugar en mayo la compañía se centró en mostrar las características multimedia de la consola, en el pasado E3 fue donde se mostraron en mayor medida los títulos que estaban siendo desarrollados para Xbox One. Para que os hagáis una idea de la lista de juegos de lanzamiento os invitamos a que os paséis por este repaso que hemos realizado en AlfaBetaJuega.

De esta forma Microsoft pretende convertir su nueva consola en un verdadero centro multimedia, gracias a las posibilidades que brinda la propia plataforma como el nuevo Kinect. Este periférico, que ha sufrido numerosas mejoras respecto a lo visto en Xbox 360, se convierte en algo principal para Microsoft, tanto que estará incluido de serie en la consola. Otras novedades como la nube de Microsoft o la potencia del sistema operativo de Xbox One son algunas de las características del nuevo sistema de la compañía. En esta ocasión el duelo se batirá, de nuevo, frente a Sony y Nintendo, con PlayStation 4 y Wii U, respectivamente. Tampoco podemos olvidarnos del ordenador, o la plataforma Steam de Valve, que el próximo año contará con su propia consola de sobremesa. 

Microsoft ha ido subiendo peldaños año tras a año con cada una de sus consolas hasta llegar al día de hoy. El próximo 22 de noviembre comenzará una nueva página en la historia de Microsoft con la salida de Xbox One, un sistema dispuesto a unificar todo lo que entendemos como entretenimiento bajo una misma plataforma. ¿Estáis preparados?

Rubén Moyano

Publicaciones relacionadas

Cerrar