AlfaBetaXBOX: Los periféricos de las consolas Microsoft

9613

Haced un ejercicio de imaginación: si os decimos Xbox One, ¿en qué pensáis? En la consola, ¿verdad? Pero estamos seguros de que en vuestra fotografía mental no sólo aparece la máquina, sino también un mando y puede que hasta Kinect.

Porque hoy en día es imposible hablar de una consola sin mencionar a sus periféricos, esos elementos que son esenciales para jugar. ¿O es que concebís una partida online de Call of Duty: Ghosts sin utilizar un headset?

En lo que a la plataforma de nueva generación de Microsoft respecta, el número de accesorios se reduce a cuatro, algo lógico teniendo en cuenta que Xbox One está pendiente de lanzamiento. A medida que la consola vaya recibiendo nuevos títulos es de esperar que vayan llegando más periféricos.

A nuestro pack inicial, en el que ya vendrá incluido Kinect y un mando, podremos añadirle un pad adicional inalámbrico para jugar en pareja. Al contar con una batería recargable habrá casos en los que nos quedemos sin energía. Por eso nos vendrá de perlas el kit Carga & Juega, que nos permitirá recargarlo mientras jugamos o incluso cuando la consola esté en espera.

Por último, encontramos unos auriculares que se convertirán en nuestro complemento inseparable cuando estemos en Xbox Live, ya sea navegando por la Xbox Games Store o jugando online.

Esto es lo que nos espera a partir del 22 de noviembre en las tiendas, pero ¿qué periféricos nos ofrecieron Xbox y Xbox 360? Es lo que vamos a desgranaros en este reportaje.

 

La primera consola de Microsoft no se prodigó en exceso en lo que a accesorios se respecta, aunque tuvo algo de variedad. A los habituales cables de conexión a la televisión y a los controladores extras había que sumarle una unidad de memoria de 8 megas donde se almacenaban nuestras partidas y que podíamos transportar para utilizarla en las Xbox de nuestros amigos.

Para conectarse a Xbox Live se lanzó un pack que incluía una suscripción al servicio, acceso a dos demos y unos auriculares que iban conectados al mando para comunicarse con otros usuarios.

El Windows Media Center Extender, el DVD Playback Kit y el Music Mixer convirtieron nuestra Xbox en todo un centro multimedia con capacidad para reproducir películas, escuchar música e incluso crear nuestro propio karaoke.

 

 

Si hablamos de periféricos, Xbox 360 es la que se lleva la palma. Con ella llegó la personalización de nuestra consola, ya sea con las carcasas o con las múltiples ediciones especiales de los mandos: con o sin cable, blanco o negro, decorados con motivos de videojuegos, con acabado metálico… El surtido es casi infinito.

 

No sólo existen los pads tradicionales, también hay controladores adaptados distintas necesidades. Así, los amantes de los juegos de velocidad tienen el volante Speed Wheel, los cantantes amateurs un micrófono o el Big Button Pad los que prefieran los juegos de fiesta.

Pero sin duda, Xbox 360 ha revolucionado la forma de manejar los videojuegos gracias a Kinect, un sensor de movimientos que ha abierto todo un nuevo horizonte jugable que se complementa con la llegada de la alta definición, una tecnología que se disfruta al máximo con un cable HDMI.

Internet se ha destapado como un elemento importantísimo para los juegos de Xbox 360, por lo que es recomendable tener algunos complementos para hacer más sencilla la experiencia. De esta forma encontramos los headset, tanto con cable como inalámbricos, el Chatpad para escribir mensajes y la Xbox Live Vision para las videoconferencias.

 

Todo esto se complementa con lo más esencial: una suscripción al servicio Gold que da acceso a contenidos exclusivos y al juego online. Y si queremos comprar nuevos mapas, misiones adicionales o todo tipo de complementos para nuestro avatar, nos harán falta Microsoft Points, la moneda virtual utilizada en Xbox Live hasta ahora (en Xbox One cambiará a dinero real).

Otros periféricos también importantes son, por poner algunos ejemplos, el kit de carga para los mandos, las baterías supletorias para los mismos, el adaptador para redes wifi, el adaptador para PC, los discos duros y, algo más raro, el reproductor de HD-DVD.

José Carlos Naranjo

Cerrar