Algunos cosplays de Star Wars no están tan logrados como deberían…

Hacer un cosplay requiere de mucha paciencia y gran habilidad para dar forma al disfraz definitivo. No sirve de nada que se hagan las cosas de cualquier forma o se tendrás resultados no deseados. Como los que han conseguido los trajes de Star Wars que tenemos a continuación.

La web de humor Dorkly ha recopilado un total de diez cosplays (o intento de ello) que no han sido muy trabajados en varios aspectos. Y claro, han dado lugar a algunas fotografías grotescas. Un ejemplo de ello es el perro que abre la noticia. ¿Acaso habéis visto alguna vez a Yoda con tantos pelos? ¿Y con cuatro patas? Sin duda, lejos está de al gran maestro alcanzar.

La Princesa Leia debería actuar como tal y llevar trajes adaptados a su estatus. Entre el extraño traje que le obligó a llevar Jabba el Hutt y este vestido, Leia demuestra que no quiere llevar unos ropajes demasiado ortodoxos.

Yoda portaba una espada láser de color verde, tenía menos pelo y era mucho más bajito. Sin lugar a dudas, esta chica no ha logrado adecuarse al cosplay que intentaba lograr.

Los Stormtroopers no se han caracterizado demasiado por su eficacia en la lucha. Una muestra de ello es este disfraz, en el que se ha perdido casi toda la armadura y se está atacando a la intemperie. ¡Pero ponte tras una pared o algo!

R2-D2 es un robot. Los robots no soportan el agua. ¿Qué hace esta chica bañándose mientras simula ser el simpático droide? Mal, así no es como se hace un buen cosplay, hay que meterse en la piel del personaje. Aunque, como en este caso, no la tenga.

¿Boba Fett sin armas? ¿Cómo piensa esta chica ser una buena cazarrecompensas entonces? Muy mal. Este disfraz tampoco consigue aprobar.

El caso de Darth Vader es el peor de todos los que os traemos. Sin traje, sin guantes, este Sith está lejos de la siniestra figura que lleva en cada película de Star Wars en la que aparece. Con esta guisa, no resulta muy creíble que sea el padre de Luke Skywalker.

Los Ewoks son "simpáticos" y pequeños osos (por así decirlo) que no llevan tatuajes como es el caso de esta chica. No al menos que se vean tras sus densas capas de pelo. Nada, no consigue representar bien lo que es ser un Ewok.

C-3PO no toleraría este desorden en su habitación. Ni tampoco un espejo tan antiguo. Sin hablar de las gafas. Probablemente la cosplayer no se ha visto todas las películas donde sale el cobarde robot.

Los wampa no son precisamente bolas de nieve que acariciar. No al menos en cuanto a su presencia. Ella lo intenta, pero no te viene a la mente la idea de salir despavorido al verla. Por lo tanto, tampoco consigue transmitir el auténtico significado de ser una de estas criaturas de Star Wars.

Publicaciones relacionadas

Cerrar