Alucinante robot hecho con juguetes rotos y maquinillas de afeitar

¿Quién iba a decir que cogiendo nuestros juguetes de infancia rotos o piezas de cacharros que ya no funcionan como máquinas de afeitar eléctricas íbamos a poder construirnos nuestro propio robot? Un juguete completamente nuevo, socios.

El escultor Andrea Petrachi compone todo su arte bajo esta premisa y con ello quiere simbolizar el apetetito insaciable de una sociedad consumista que solo compra, engulle, destruye y luego tira. Por suerte, hay quien rebusca entre la basura para hacer estas genialidades.

Lo hemos encontrado gracias al portal Kotaku y las fotos son de Giuseppe Fogarizzu. ¿Qué os parece, os animáis a construir uno?

Publicaciones relacionadas

Cerrar