Amazon Flex: los usuarios cobrarán por ser los repartidores

 Amazon Flex: los usuarios se convierten en repartidores

Llega Amazon Flex, un servicio mediante el cual la compañía pagará a los usuarios que quieran repartir sus paquetes. Los requisitos mínimos son: tener al menos 21 años, tener el carnet de conducir en regla, disponer de un coche y someterse a una comprobación de antecedentes penales.

Si el usuario cumple con los requisitos, Amazon les dará acceso al servicio para que puedan aceptar las entregas de paquetes que se tengan que repartir en su zona.

Por otro lado, Amazon Flex dispone de una app para el teléfono móvil con la que los repartidores pueden visualizar los pedidos pendientes de su zona. Los conductores podrán elegir para trabajar bloques de dos, cuatro u ocho horas diarias, y en el futuro se podrá seleccionar una disponibilidad de 12 horas. La compañía les pagará entre 18 y 25 euros por hora.

En principio, este servicio de entrega a domicilio se llevará a cabo con coches, pero la compañía de Jeff Bezos no descarta que en el futuro también se puedan inscribir usuarios para realizar los repartos a pie, en bicicleta o con otro tipo de vehículos.

Amazon Flex sólo está disponible para usuarios que vivan en Seattle y próximamente también para los que residan en otras ciudades de EE.UU., entre las que se encuentran Baltimore, Chicago o Miami. El portal no ha confirmado si tiene intención de exportar el servicio también a otros países.

Si os interesa, podéis echarle un vistazo a su página web.

Publicaciones relacionadas

Cerrar