Análisis de Minecraft Dungeons – ¡Qué Diablo-ques está pasando!

Minecraft se lanza a un género completamente nuevo con un spinoff que no cuaja.

Minecraft es uno de los mayores gigantes del mundo del videojuego. Es algo incuestionable, un fenómeno al que no se le puede acercar una vara de medir por longevidad, por fortaleza y por cientos de razones. Uno que, por cierto, demostró el enorme poder que tiene la escena indie en este sector.

Esta es la lista de armas de Minecraft: Dungeons

La obra de Mojang ha tenido tiempo de sobra para experimentar con spinoffs y ramificaciones de su núcleo principal. De este modo nacieron ideas como Minecraft Story Mode o, también, el ya más reciente Minecraft Dungeons. Un híbrido entre la fórmula de Minecraft y Diablo que parece perfecto para ampliar público y preparar a nuevas generaciones de amantes de los dungeon crawlers.

¿Lo consigue? Nos hemos zambullido por completo en el mazmorreo puro y duro de este “Diabloques”, y hemos visto muchos aspectos interesantes, pero también errores garrafales. Si queréis saber más, seguid leyendo, comenzamos nuestro análisis de Minecraft Dungeons.

Bloques y mazmorras

La premisa principal de Minecraft Dungeons es la de un RPG de acción con perspectiva isométrica en el que explorar toda clase de mazmorras acabando con incansables hordas de enemigos. Todo eso, acompañado con una amalgama de armas y equipamiento a conseguir y mejorar explorando y combatiendo.

Su núcleo más puro y duro es ese, a lo que luego acompañan el modo cooperativo online y en local, o también una historia que es más tangencial que nunca. Para un juego de rol sorprende, pero conociendo el objetivo que hay tras este lanzamiento, ya no tanto. El enemigo principal es un Maldeano maltratado por el mundo que consigue más poder del que jamás podría controlar. Algo que provoca que empiece a sembrar el caos allá por donde va en señal de venganza contra todo aquello que le castigó anteriormente.

Ese es el pretexto con el que se nos lleva a adentrarnos por diferentes entornos plagados de elementos propios de Minecraft. Siempre con un aspecto que parece extraído del juego principal, con esos entornos, enemigos, personajes y elementos construidos con voxels. Todo con ese toque tan característico de la IP ideada por Mojang, pero limitándose a lo estético y dejando a un lado lo funcional.

Unas bases poco desarrolladas

Analisis Minecraft Dungeons 01
¿Una tranquila acampada?

A nivel mecánico, y en su más pura esencia, nada diferencia a Minecraft Dungeons de cualquier Dungeon Crawler que alguien haya podido conocer. Podemos encontrar todos los elementos de Dungeons en títulos como Diablo, Torchlight o Divinity, como fruto de una decisión totalmente clara de sus responsables de abrazar este género.

Y lo hace en lo más básico. Mismo sistema de movimiento y combate, tintes de gestión del inventario y las armas, crecimiento y desarrollo de personaje y, por supuesto, mucha exploración por los pasadizos y recovecos de cada escenario y mazmorra para encontrar mejores tesoros a medida que se combate contra más y más enemigos.

Esa es la esencia, la base del género y la que también toma Minecraft Dungeons de forma sencilla y eficiente. Durante las primeras horas de juego la fórmula resulta fresca e interesante, incluso para los veteranos del género. Sin embargo, las costuras comienzan a salir a la luz cuando se empieza a avanzar más en la partida.

Analisis Minecraft Dungeons 02
Las mazmorras subterráneas están muy presentes

Porque lo que al principio parecía una gran variedad de enemigos extraídos del imaginario de Minecraft al poco se convierte en un abanico repetitivo, lo que al comienzo parecía un patrón de situaciones que podría ampliarse, se mantiene. Tiene una buena fórmula, pero no consigue explotarla tanto como debería, y el diseño de niveles también juega en su contra.

Y es que en este juego tanto el comienzo como el final de cada misión son algo fijo, pero todo el desarrollo intermedio del mapeado y los enemigos se genera de forma procedimental. Un método que puede salir muy bien o muy mal, y que aquí queda un poco en tierra de nadie al no permitir explotar mucho mejor las mecánicas de combate y de juego.

Progresión accesible, pero limitada

Ya hemos hablado de la importancia en el desarrollo del personaje. En Minecraft Dungeons, el sistema de progresión se reparte entre el nivel de tu propio avatar y el nivel de equipamiento que lleva. Una idea que recuerda a conceptos con los que juegan títulos como Destiny y que te ayuda a medir bien el potencial real de tu guerrero.

Analisis Minecraft Dungeons 04
Los enemigos se pueden aglomerar peligrosamente

Ahora bien, no es posible elegir un rol inicial para determinar el camino que tendrás como jugador. No puedes elegir un hechicero, o un bárbaro, o un ladrón. Todo se ha unificado para permitir al usuario que elija con mejor o peor criterio cómo quiere que se desarrolle su personaje en base al equipamiento y las mejoras que aplique a este.

Por supuesto, es buena idea para el público que jamás se ha acercado al género, que es a todas luces el target de este título, pero también es algo que diluye muchísimo la fórmula a la que darían forma las mecánicas. De hecho, el propio sistema de progresión de armas y looteo se pone una zancadilla a sí mismo que evita contar con un set favorito o con varios que ayuden a afrontar distintas situaciones.

Bien es cierto que nuestro personaje poco a poco adquiere utensilios y armas a larga y corta distancia que puede usar fácilmente para acabar con hordas más grandes, y que incluso puede haber situaciones que lo pongan muy difícil (si vas a una misión con una exigencia de nivel mayor al que tienes). Pero, aun con categorías de rareza que le dan algo de profundidad, el looteo es demasiado azaroso, y eso juega totalmente en su contra.

Analisis Minecraft Dungeons 05
Puedes visitar toda clase de entornos de Minecraft

Puedes haber desarrollado un arma realmente buena con los puntos de encantamiento obtenidos al subir de nivel. Haber hecho que te dé vida por cada impacto que hagas, potenciado su ataque u otras tantas opciones que tan bien se abren en los diferentes tipos de armas que hay. Pero, a la vez, también puede convertirse en algo completamente inútil al pasar por el herrero del hub central (desde el que accedes a las misiones), que te da nuevas piezas de equipo de forma totalmente aleatoria tras pagar con Esmeraldas.

En efecto, no compras lo que quieres, te atienes al factor aleatorio para ver qué es lo siguiente que te toca. La labor del herrero no es la de mejorar tu armamento, es la de venderte algo aleatorio que suele estar por debajo del nivel que tienes. También puedes encontrar a un mercader ambulante, pero volvemos al azar aunque, por fin, con opciones de tener algo que realmente sea útil.

Corto, pero ampliable

Cinemática inicial de Minecraft Dungeons

El grueso de Minecraft Dungeons son unas 9 misiones que se pueden superar en torno a las 5 horas. Es un pildorazo de gameplay que se apoya demasiado en el factor procedimental para atraer al usuario de nuevo a cada lugar visitado con el fin de encontrar algo diferente y, con suerte, un loot mejor que el que tiene.

Afortunadamente, irán llegando más misiones con las que ampliar la trama y, de paso, visitar más y más entornos inspirados en la brutal riqueza que tiene Minecraft. Algunas actualizaciones serán gratuitas, otras de pago; pero todas ellas traerán más equipamiento, enemigos y entornos. Algo necesario para que la llama de Dungeons no se extinga en pocas horas.

Y sí, el cooperativo puede ser bastante divertido, pero también algo desequilibrado por ese enorme componente aleatorio que hay en todo el juego. Alabamos la apuesta por el cooperativo local tan atractivo para un juego como este, pero es imposible no criticar esas cuestiones de diseño que, por buscar aleatoriedad, acaban generando un equilibrio que se desmorona rápidamente jugando con otros.

Minecraft Dungeons: una fría toma de contacto con un nuevo género

Una buena idea, un concepto que funciona, pero una ejecución que no llega a donde debería. Minecraft Dungeons tenía todo lo necesario para ser un juego tremendamente divertido en solitario y con amigos, para ofrecer un mayor acercamiento a su universo y explorarlo desde una perspectiva diferente y constructiva.

Analisis Minecraft Dungeons 06

Pero no remata con puntería. Tiene decisiones de diseño de mecánicas que rompen con la experiencia propia de un título de este género y hacen que pierda el impacto que debería en todos los sentidos. Defendemos la simplificación de mecánicas y el mayor dinamismo para acercarlo a un público más amplio, pero no podemos defender ese enorme peso que se da a la aleatoriedad.

Aun con todo, Minecraft Dungeons puede ser divertido para algunas partidas rápidas y desenfadadas, para quienes tengan ganas de matar cientos de enemigos hechos con bloques. Si buscas la profundidad de un juego de rol o un Dungeon crawler, no es para ti.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar