Cara a cara con las bestias de ARK: Survival Evolved

La isla ARK es un perfecto recorrido por la Era Mesozoica de los grandes dinosaurios.

Cazando un T-Rex en ARK: Survival Evolved Fue en 1993 cuando Steven Spielberg le metió el gusanillo de los dinosaurios a toda una generación. Jurassic Park es un icono de los años 90 y convirtió a estos seres extintos en criaturas fascinantes a ojos de los más pequeños. Para muchos fue el primer encuentro con un dinosaurio, en el que se hacían realidad volviendo a la vida a través de un mosquito. Spielberg lo hizo posible y los dinosaurios entraron en nuestras vidas para quedarse.

Existe un paralelismo con ARK: Survival Evolved. El mundo del videojuego, lanzado recientemente en Nintendo Switch, nos hace rememorar aquel momento en que sonaban las primeras notas compuestas por John Williams y que pasarían a la historia del cine. Un enorme Brontosaurios se alza a unos metros de nuestro superviviente, impasible a nuestra presencia y ahí comienza la aventura.

Un enorme Brontosaurios se alza a unos metros de nosotros

ARK es una misteriosa isla que tiene su propio ciclo de tiempo, pero los dinosaurios no descansan en la oscuridad. Esto hace especialmente peligroso salir a cazar de noche, casi un suicidio. Aprovechar las horas de luz es una de las claves del juego, en el que podremos plantar y este proceso lleva su tiempo para que germine la semilla. Al final se trata de un ecosistema vivo con su propia climatología que afecta activamente en la jugabilidad. Este mundo desafía al jugador y lo limita a diferentes zonas clasificadas por dificultad.

Montando un dinosaurio en ARK: Survival Evolved

De esta forma existen 3 niveles de dificultad (fácil, medio y difícil), cuya mayor diferencia es el tipo de dinosaurios que encontraremos. En las zonas más seguras predominan los grandes saurios herbívoros y pacíficos como los Parasaurios, Triceratops o Phiomia. Sin embargo, estos animales reaccionan de forma violenta si se sienten amenazados. Otras especies más pequeñas (Dodo o Moschop) huyen del enfrentamiento cuando son atacados.

Los raptores son la mayor amenaza de la isla. Su fama despiadada queda bien reflejada en el juego. Rápidos y letales. Y es que el ecosistema creado por Wildcard, que está inmerso ahora en su nuevo juego Atlas, es mucho más orgánico de lo que cabría esperar. Buena muestra de ello es el Oviraptor, que se alimenta de los huevos que otros dinosaurios dejan, y la propia pirámide de alimentación, de la que somos testigos en variadas circunstancias. Los carnívoros cazan a los herbívoros de menor tamaño y sorprendentemente en grupos reducidos. De igual manera, los dinosaurios que criamos pueden volverse agresivos si no tenemos comida para alimentarle.

Son algunos de los detalles que hacen de ARK: Survival Evolved un mundo fascinante para estudiar el comportamiento de estos seres vivos. El sonido se vuelve nuestro mejor aliado en la inmensidad de la jungla. Cada dinosaurio tiene un sonido característico así como los grandes saurios se pueden sentir cuando tiembla la tierra a nuestro alrededor.

Un mundo fascinante para estudiar el comportamiento de los dinosaurios

Dinosaurio volador en ARK: Survival Evolved

El mundo de ARK: Survival Evolved nos da la posibilidad de cumplir uno de los sueños de la infancia y montar un dinosaurio. Algunas especies se pueden domesticar para hacerlas totalmente dóciles a través de la comida. Puede ser un proceso más largo, pero el resultado es una de las mejores características del juego. Recorrer la isla a lomos de un gigante es uno de los momentos más satisfactorios con la certeza de que una vez desmontemos, seguirá de nuestro lado. Más complicado es criarlos, ya que se necesita varios ejemplares de una misma especie para incubar el huevo. Pero este mundo plantea todos estos desafíos para quien quiera profundizar y conseguir otros hitos.

En más de una ocasión entraremos al mar para saciar nuestra sed. Y esto supone enfrentarnos a nuevos peligros. Ya sabemos lo que nos espera en tierra firme, pero las zonas acuáticas tampoco son un lugar seguro como ya vimos en el tráiler de lanzamiento. Animales prehistóricos como las Pirañas o los Megalodones acechan en las profundidades buscando alguna presa fácil. En cuanto perciben nuestra presencia se acercarán para atacarnos, recordándonos otra popular película de Spielberg que originó muchas fobias.

Descubre otras vidas inteligentes en el multijugador

El multijugador cambia esta experiencia para hacerla más cooperativa e inquietante, añadiendo vida inteligente a esta isla. Agruparse en tribus con amigos para cazar un mismo dinosaurio o descubrir otros grupos que no saben de tu existencia redondea el dinamismo de un mundo que puede generar mucha curiosidad y soledad a partes iguales.

Campamento en ARK: Survival Evolved

Por último es importante destacar la infinidad de recursos naturales que proporciona la isla para sobrevivir. Todo lo que se agota se regenera y hay una variedad abrumadora de arbustos y árboles, cada uno con sus propiedades. Estos últimos proporcionan dos de las materias primas más importantes para avanzar: la madera y la paja. No hay nada inerte en los más de 40 km2 de terreno. Todo parece estar vivo y en movimiento, que junto a las condiciones climatológicas hacen del mundo de ARK: Survival Evolved el mejor ecosistema para perderse.

Dónde comprar ARK: Survival Evolved para Nintendo Switch

Si después de este recorrido por la isla ARK quieres perderte en ella, te recomendamos los mejores portales para comprar el videojuego para Nintendo Switch al mejor precio. ARK: Survival Evolved aterrizó en la consola híbrida el pasado 30 de noviembre y te contamos recientemente nuestras primeras impresiones.

Comprar ARK Survival Evolved en Amazon por 53,99€
Comprar ARK Survival Evolved en Fnac por 49,99€
Comprar ARK Survival Evolved en MediaMarkt por 49,99€

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar