Analistas predicen el declive de la marca Xbox, que podría acabar… ¡en manos de Sony!

El panorama parece un poquito parado en los últimos tiempos para Xbox 360 según ven algunos analistas. Los esfuerzos están puestos en Durango y los principales lanzamientos de terceros siguen apareciendo en primera línea para la consola de Microsoft, pero a los ojos del analista Adan Hartung, colaborador del prestigioso medio económico Forbes, el drama puede saltar en cuanto menos se espere.

Hartung lo tiene muy claro. Si Microsoft no se anda con ojo, difíciles tiempos se acercan: “Microsoft gana más del 75% de sus ingresos con Windows y Office. Menos del 25% llega de servidores y utilidades varias. Y mientras, no hace nada con su división de Xbox y Kinect, perdiendo grandes sumas en ella”. ¿Qué pasará entonces, os preguntaréis? Siempre en opinión de Hartung, la situación que podríamos ver a pocos años vista podría ser la siguiente: “Se desharán de la división de entretenimiento vendiéndola a alguien como Sony o posiblemente Barnes & Noble, eso o reducir drásticamente su tamaño. Si es incapaz de generar beneficios, será un estorbo en la batalla por salvar Windows”, una batalla que además tendría víctimas colaterales en forma de “grandes despidos en los próximos tres años".

Sinceramente, el pronóstico del señor Hartung parece bastante pesimista y exagerado, pero por otro lado Forbes no es un medio como para tomarlo a la ligera. Todo puede pasar en el mundo de los negocios, amigos, pero esa posibilidad que esgrime el analista de que Xbox acabe en manos de Sony es como hacer estallar unas cuantas mentes. No apostaríamos nuestro plan de jubilaciones a ello, de todas formas. Aún así, las palabras de Hartung resuenan con ímpetu: “A estas alturas, el fracaso es inevitable. Ni un nuevo CEO salvaría Microsoft. Game Over. Balmer pierde”. Caramba…

Publicaciones relacionadas

Cerrar