El anciano que juega a Pokémon GO con varios móviles alcanza su forma final: ha colocado 64 móviles en su bici

La bicicleta de Chen San Yuan tiene más evoluciones que un Pokémon.

Todo jugador de Pokémon GO conoce a Chen San Yuan. Este hombre de origen taiwanés tiene 70 años y una pasión enorme por el juego de móviles de Pokémon desarrollado por Niantic. Lo conocimos por acoplar 30 smartphones a su bicicleta para poder capturar más y evolucionar a más criaturas, después por mejorar su bici para llevar hasta 45 dispositivos. Ahora, parece que ha alcanzado su forma final, porque ya ha acoplado 64 teléfonos para jugar a Pokémon GO en su bicicleta.

Un hombre que descubrió el popular videojuego de smartphones gracias a su nieto y que, desde 2018, no ha parado de buscar formas de potenciar su experiencia y abarcar mucho más. Curiosamente, no usa su «superpoder» para realizar incursiones ni conquistar gimnasios, sino que simplemente se dedica a capturar y evolucionar a los Pokémon más raros del juego. Seguramente, ya se habrá hecho con todas las formas Galar que han llegado. Lo va a tener todavía más fácil porque, como informan desde The Verge, ha tuneado su bici para poder llevar un total de 64 terminales.

Anciano Pokémon GO 64 moviles
Ni 1, ni 2, ni 3 teléfonos lleva…

Todavía es un misterio cómo logra hacer que la bicicleta mantenga el equilibrio mientras va montado, cómo llega a los móviles más altos o, peor aún, cuánto dinero ha destinado a comprar teléfonos para seguir con sus peripecias. Sea como fuere, el «abuelo de Pokémon GO» ha demostrado tener una inventiva y un ingenio brutales. Si fuera de los que juegan incursiones, él solo podría vencer a Zekrom de un plumazo, aunque seguramente también se lamentaría del evento de Pinsir cancelado.

Y tú, ¿crees que seguirá mejorando su bicicleta pokemonera?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar