Graduaciones, desfiles de moda, programas de televisión… Cómo Animal Crossing ha tomado nuestro mundo

El juego que ha creado una realidad paralela mucho más amable.

Animal Crossing: New Horizons podría ser objeto de estudio para analizar qué repercusión ha tenido en la vida de los jugadores durante el confinamiento, más allá de los números. Las ventas son una realidad, mientras que la vida en la isla es otra dimensión que los jugadores de Nintendo Switch traspasaron el 20 de marzo. Un viaje de no retorno porque esta saga tiene fama de atrapar por mucho tiempo. Y así han ido las ventas digitales, convirtiéndose en el juego más vendido en formato digital con 5 millones de unidades en un mes. Pero a Animal Crossing le sobran los motivos para batir récords.

Sólo hay que mirar alrededor para darse cuenta del fenómeno, como ya ocurriera con otros juegos como Pokémon GO en aquel verano del 2016. Youtube se ha llenado de vídeos donde se visitan islas con un nivel de diseño enfermizo que demuestra que el confinamiento se ha hecho largo para muchos. O no. Precisamente Animal Crossing: New Horizons llegó en el momento más adecuado para amenizar los días a muchos jóvenes que tuvieron que permanecer en casa hasta nuevo aviso. Es cierto que los videojuegos potencian la producción de endorfinas, una sustancia narcótica que consigue evadir al jugador, pero en Animal Crossing ha ocurrido mucho más que eso.

Un juego capaz de aliviar el estrés

Según un estudio que analizó la naturaleza relajante de los juegos, el 55% de los jugadores de una muestra de 1000 individuos juega a videojuegos porque les ayuda a relajarse y a aliviar el estrés de la vida diaria. Mientras que el 60% de los encuestados considera que jugar es parte de su vida social porque gracias a los juegos han hecho más amigos que en otros ámbitos de su vida.

Graduación celebrada en Animal Crossing New Horizons
Un jugador celebró su graduación en el juego. Imagen de Emma Rizzo

Todo esto explicaría el éxito de New Horizons más aún en un contexto de aislamiento obligatorio, donde los jugadores no han podido tener ese acercamiento social. Y entonces es cuando la realidad se ha trasladado poco a poco al juego casi sin darnos cuenta. Esta saga premia el juego diario, la interacción con los aldeanos o construir poco a poco una isla, un lugar donde sentirse cómodo y tranquilo. No hay un objetivo aparente ni un ritmo de juego. Por eso se ha convertido estos días en la mejor opción para pasar las horas en un ambiente relajado que no tiene fin. De hecho, cuando terminas de pagar la última ampliación de la casa, el juego insiste en ese concepto. «A partir de ahora podré hacer lo que me plazca», es decir, sin ataduras.

El confinamiento extremo ha sido una medida adoptada en la mayoría de países afectados por el coronavirus. Entonces, la población empezó a perderse sus eventos sociales más importantes como las graduaciones o las bodas. Pero los jugadores de Animal Crossing: New Horizons encontraron la manera de celebrar esos acontecimientos relacionándose con sus amigos en las islas. Sí, de forma virtual. Animal Crossing permite recrear muchas situaciones, así como expresar tus sentimientos mediante emociones. Así que con el paso del tiempo, los estudiantes han celebrado graduaciones como en Minecraft, mientras otros creaban un nuevo formato de concurso televisivo imitando al programa Deal or No Deal americano donde ganar muchas bayas.

Animal Crossing marca tendencia

La rutina perdida en la vida real ha tomado otra dimensión en el juego, haciendo madrugar los domingos como nunca antes para comprar nabos, por ejemplo. Esto ha creado un vínculo entre jugadores difícil de entender para quien no lo haya probado, pero además Animal Crossing es una fuente inagotable de memes. Las opciones de personalización son tan grandes que ha faltado tiempo para ver representadas tanto situaciones surrealista como series tipo The Office, Brooklyn 99 o incluso Pokémon. No hay límites.

Como tampoco hay límites para los diseñadores de moda, que han encontrado en Animal Crossing una manera de enseñar las próximas tendencias. Al fin y al cabo, Animal Crossing es tendencia. Las grandes pasarelas de moda se han cancelado y eso no ha sido impedimento para que prestigiosas marcas como Valentino desfilen con sus diseños. Incluso la revista Vogue se ha hecho eco del fenómeno Animal Crossing cuando diseñadores como Marc Jacobs, Valentino o Sandy Liang han lanzado diseños desde el juego con la aplicación del Nookofono. Valentino ha mostrado su colección de otoño compuesta por un total de 20 modelos para hombre y mujer. Realmente algo inaudito en el mundo en el que vivimos y quizás siga la norma del gremio «Renovarse o morir». Del mismo modo, ya hay cuentas de Instagram que han dedicado esta pausa para fotografiar estos diseños personalizados y acercar la moda al público de otra manera.

Vestido Delphos
Vestido Delphos, creado por el Museo del Traje de Madrid

Al hilo de esta fiebre, se ha apuntado el Museo del Traje de Madrid que compartió en redes sociales los diseños más emblemáticos de su colección como el Delphos de Mariano Fortuny que puedes ver sobre estas líneas. Mientras que el MET de Nueva York hizo lo propio con su exposición de cuadros y otras piezas de valor (400.000 obras de arte) para que los jugadores puedan decir abiertamente que tienen un Van Gogh «auténtico» en su isla. Todo esto deja claro que Animal Crossing: New Horizons ha creado una nueva realidad en la que nos sentimos cómodos porque es la realidad más amable que tenemos a mano.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar