Animal Crossing: Pocket Camp era muy distinto en su primera versión

Animal Crossing: Pocket Camp era muy distinto en su primera versión

Por fin llegó Animal Crossing: Pocket Camp, juego que traslada la conocida franquicia de Nintendo a los móviles y que nos propone sacar adelante nuestro propio centro de diversiones y atraer a un gran número de visitantes. Sin embargo, la Gran N tenía otros planes para este título en un principio y así lo ha hecho saber Liam Robertson, más conocido como Game History Guy en YouTube, a través de uno de sus vídeos en donde ha desvelado esta curiosa historia.

Según se explica en este vídeo, Animal Crossing: Pocket Camp en un principio iba a ser un simulador de gestión de ciudades. Es decir, el jugador debería ir construyendo distintos edificios para dar cobijo a nuevos habitantes. Vecinos que irían haciendo saber sus necesidades al usuario, quien tendría que satisfacer estas demandas con el fin de tener contenta a la población. Al mismo tiempo, también se podrían visitar las ciudades de otros jugadores para ver qué habían hecho ellos.

Es decir, en lugar de gestionar un campamento e ir atrayendo visitantes, Animal Crossing: Pocket Camp nos invitaría a convertirnos en el mejor alcalde visto jamás. ¿Se hubiera podido también practicar los extraños rituales que permite este título para móviles?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar