Apple es condenada a negar públicamente que Samsung plagie sus productos

Las tabletas Galaxy no son burdas imitaciones del iPad. Este es el veredicto del Alto Tribunal de Inglaterra y Gales, que zanja esta disputa entre Apple y Samsung a favor de la marca coreana. Pero mientras otro tribunal habría dictado sentencia y aquí paz y después gloria, en este caso han considerado que Apple ha obrado mal y que necesita un escarmiento, uno bastante ejemplar.

La condena que Apple deberá acatar es la siguiente: deberá manifestar a través de su página web y de la prensa escrita que Samsung no imita sus productos, algo que deberá incluir en lo sucesivo en sus anuncios para los periódicos británicos. Ahora bien, ¿en qué se basó el juez para dictaminar la inocencia de los coreanos? Pues muy simple: en que a su parecer las tabletas Galaxy no son “tan guays” como las de Apple. “Los consumidores no van a confundirlas”. Una lógica aplastante. Y así, Samsung sale victoriosa… o algo…

Publicaciones relacionadas

Cerrar