ARK: Survival Evolved: Así es como se trata a los trolls

ARK: Survival Evolved es uno de los juegos de modo ahora mismo en Steam. Un juego multijugador en mundo abierto y donde la supervivencia es la clave tienen no poco atractivo para los usuarios, que se construyen sus refugios y acumulan sus recursos para vivir virtualmente un día más. Por desgracia, también lo tiene para los truhanes que aprovechan su ausencia para destrozar y robar sus pertenencias por el puro placer de hacerlo. Hasta que alguien como Ricky se topa con la horma de su zapato y le es servida la justicia en bandeja.

Ricky era uno de los trolls más infames de Ark: Survival Evolved, pero un día tuvo la mala ocurrencia de meterse con el usuario Barbaric Seagull. Pero primero que nada, recordemos que según el apartado de preguntas y respuestas del juego, en Ark podemos hacer lo siguiente: “Cuando te desconectas, o si tu personaje sufre un trauma severo, o come lo que no debe, tu cuerpo queda inconsciente. Esto permite a otros Supervivientes interactuar contigo. Pueden robarte tus objetos, matarte y hasta alimentarte. Pero hay algo más que pueden hacer… pueden arrastrarte como un pelele… moverte hasta donde quieran… incluso dentro de un celda para esclavizarte (o ponerte en una situación peligrosa para cuando despiertes)… Pueden alimentar a la fuerza a alguien inconsciente y darle comida y agua para mantenerle vivo”.

Pues bien, Seagull dio con Ricky cuando éste estaba inconsciente y le “invitó” a ser su huesped en una no muy cómoda celda donde le mantuvo confinado y con vida para que meditara lo que había hecho: “Tenemos a un famoso rufián y malhechor encerrado en una jaula. Cuando se le agota la salud por golpear las paredes, lo sedo y le doy sangre hasta que recupera la salud. Le hemos tenido así un tiempo”. Las reacciones han sido desde “Eso es… ASOMBROSO. Nos vendría bien un sistema criminal parecido” o “Quizá así aprenderá a comportarse cuando salga” hasta el otro extremo: “Está usted más allá de la peor escoria del juego, señor Seagull. Es lo absoluto peor. Si la policía encerrase a un hombre en una celda de un metro cúbico y le sedara y alimentara a la fuerza repetidamente durante 10 horas contra su voluntad y sin juicio, entonces sí, les llamaría escoria y les daría una patada en las bolas”, tal como se puede ver en los foros del juego

Pero polémico o no, el método de Seagull parece haber funcionado, y es que al principio decíamos que Ricky era, en pasado, uno de los trolls más infames del juego. Bien, el síndrome de Estocolmo ha obrado maravillas: “Encerramos a Ricky por asaltarnos y eso. Fue divertido y al final le invitamos a unirse a nosotros en TeamSpeak y lo pasamos muy bien. Después de conocerle mejor y descubrir cómo de locos están algunos jefes de tribu de nuestro servidor, ahora es un miembro de nuestra tribu. Ahora mismo nos hemos hecho amigos y lo pasamos bien juntos, y ya no destruye las pertenencias de otros”. Bien está lo que bien acaba, ¿o crees que no hacía falta tanta mano dura? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar