Artifact: el juego de cartas de Valve recibe duras críticas negativas por su modelo de "paga por todo"

Valve lleva mucho tiempo sin lanzar un nuevo videojuego, pero quiere romper esa racha con Artifact. El nuevo juego de cartas online desarrollado por los padres de Steam está pasando por varias fases beta con las que se está dejando probar por numerosos jugadores. No obstante, la acogida no está siendo demasiado buena por parte de la comunidad. El actual modelo económico del título está causando un fuerte descontento entre los usuarios, que lo catalogan como un “paga por todo”.

El precio de salida de este título es de 20 dólares, pero a su vez, cada pack de expansión con cartas que se adquiera requerirá pagar 2 dólares. Además de esto, también es posible conseguir más de estos naipes a través de modos de juego concretos, en los que hay que comprar tickets con dinero real para entrar, o incluso recurriendo a la compra-venta de cartas individuales en el mercado online disponible, de donde la compañía también saca tajada por gestiones y otros aspectos.

La comunidad se ha movilizado en Reddit, con un hilo donde invitan a no pasar por el aro y no comprar el videojuego. Mientras tanto, Valve ha tomado cartas en el asunto y ha emitido un comunicado en el que augura mejoras para el sistema de partidas y adelanta un nuevo modo similar al entrenamiento de cara a la próxima beta. Quieren enmendar la distribución del pack original y de todos los ampliados para que las cartas que los jugadores reciben al inicio no pierdan valor en el mercado y así fomentar las transacciones entre jugadores, pero no tienen intención de modificar su sistema monetario, al menos por el momento.

¿Qué acabará sucediendo con Artifact? De momento, sus primeros pasos no han sido demasiado firmes por culpa de una política de pagos demasiado exigente. Esperemos que en siguientes revisiones Valve logre dar con la fórmula más equilibrada.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar