Este artista del hardware ha rediseñado la NES original con un toque aún más retro

Convierte la clásica consola de 8 bits en todo un ordenador de 8 bits.

Famicom Retro PC

Hemos visto toneladas de rediseños y de ideas orientadas a modificar el hardware natural de muchas consolas, pero pocas veces hemos visto la evolución de una consola hacia un PC con aires retro. La más que querida Famicom, consola clásica de 8 bits de Nintendo, ha pasado por las manos de un auténtico artista del hardware para convertirse en todo un ordenador retro de la época. Una creación tan nostálgica como profesional.

La misma plataforma que renació hace unos años, con el lanzamiento de la gama Classic de consolas en miniatura, ha sido el reciente objetivo de Love Hultén, un diseñador sueco repleto de talento que ha decidido combinar la consola original con un monitor Sony Trinitron para crear lo que ha denominado el FC-PVM. En el vídeo que tenéis bajo estas líneas podéis cómo funciona:

Toda una joya para los amantes del pixel art y lo retro. La misma consola que cerró su catálogo con un videojuego que hablaba de Hitler y de Jesucristo ha resucitado gracias a Hultén, que ha creado toda una estación de juego para viajar a los 80 desde el sofá de casa. Tiene el tamaño de un ordenador de esa misma década, con un botón bajo la pantalla para el encendido y el apagado y otro para ajustar el volumen, así como una ranura en el frontal para introducir en el cartucho. ¿Y qué es lo de la parte superior? Pues un compartimento para dejar varios juegos y cogerlos cuando se quiera disfrutar de ellos.

¿Y los mandos? Pues, si has visto el vídeo, sabrás que son completamente inalámbricos y que están escondidos en el frontal, aprovechando su reducido tamaño para guardarse o extraerse al gusto y ocupar el menor espacio posible. Sin duda, la FC-PVM o Famicom-PC retro es, sin duda alguna, una de esas joyas perfectas para los amantes del coleccionismo y de los gadgets curiosos.

La Famicom PC retro, ¿una idea completamente nueva o una inspiración del pasado?

A priori, puede parecer que la creación de Love Hultén es algo totalmente innovador y original, pero lo cierto es que el diseñador ha podido tener cierta inspiración en el propio pasado de Nintendo. Allá por comienzos de los 80, cuando Famicom llegó a las tiendas niponas, mucho antes de que otros países como Estados Unidos o diversas naciones de Europa la vieran llegar a sus tiendas como un juguete electrónico llamado NES (Nintendo Entertainment System), los de la Gran N decidieron acompañar su hardware con una unidad de disco.

Family Computer Disk System, también conocida como Famicom Disk, era el nombre del conjunto formado por la consola original y ese añadido que se colocaba en la parte inferior y se acoplaba con un cartucho especial que sumaba unos 40 kB de RAM para la ejecución de juegos. La Gran N quiso aprovechar el nuevo formato, un disquete de doble cara con 64 kB de capacidad, para lanzar juegos como el auténtico Super Mario Bros. 2 (relanzado en Occidente con el nombre de Super Mario Bros.: The Lost Levels) o incluso el clásico The Legend of Zelda.

Una idea de consola convertida en ordenador que posiblemente haya servido para inspirar al creador de este hardware modificado. ¿Habrá querido llevar ese concepto a otro nivel?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar