Así es como Blockchain va a cambiar la industria del videojuego

Los videojuegos se han constituido como una forma fundamental de ocio. Divertirse con un mando entre las manos es algo que cada vez está ganando más adeptos, y la clara prueba de ello es cómo las cifras que mueve la industria son cada vez más grandes, con unos beneficios contundentes. Sin embargo, ¿qué beneficio hay para el jugador? Muchos están encontrando una forma de lucrarse compitiendo o realizando material en vídeo o en directo, incluso algunas compañías están ofreciendo premios o dinero por conseguir trofeos en sus juegos. Pero esto no supone un mercado, una forma contundente de generar ingresos.

La clave para conseguir este beneficio puede estar en el sistema de Blokchain, tal y como refleja TheNextWeb. Es cierto que numerosas compañías han intentado implantar sistemas de intercambio con los que permitir a los jugadores conseguir algo a cambio de sus partidas. Steam, por ejemplo, instauró un mercado en el que el objeto de cambio eran elementos obtenidos en diferentes videojuegos, a pagar con dinero de su tienda digital. Pero lo cerrado de este sistema, que solo permite una realimentación dentro de su entorno, ha limitado sus posibilidades de triunfar.

Aún así, la idea ha germinado, y en multitud de portales online los usuarios están comenzando a hacer intercambios por dinero con el fin de compensar las horas invertidas jugando. El problema de este planteamiento es que no hay una entidad que garantice la seguridad en las transacciones, por lo que el fraude es algo que está a la orden del día. A consecuencia de esto, muchos expertos comienzan a señalar al Blockchain como el camino a seguir. Gameflip ha tenido buena cuenta de ello, y por eso, aprovechando su experiencia con la compraventa de bienes digitales y la gran comunidad de jugadores que posee, ha comenzado a plantear estos bloques de información como vehículo para el pago. Con los Blockchain garantizan la transparencia y la seguridad en un entorno completamente seguro para estos intercambios.

Pero de nuevo, vuelve el problema. Para plantear esto hace falta el respaldo de los que tienen la voz cantante en la industria, de las editoras. Estas son las que gestionan todo lo relacionado con los bienes digitales dentro de los videojuegos, lo que impide que se registren en los bloques que plantea Gameflip. Y por el momento no están por la labor dado que no hay una total garantía de seguridad en su sistema.

Por eso, Gameflip quiere dar forma al FLIP, una criptodivisa en la que colaboraría la compañía tras Ethereum (otra criptomoneda) para garantizar su total fiabilidad. Cuando se trabaja con Blockchains se hace con el fin de optar a la obtención de una de estas monedas virtuales, y es el único vehículo posible para garantizar la seguridad que necesitan las editoras para dar el visto bueno. Si lo consiguen, tienen el camino hecho.

Una vez lo lancen, con el aval no solo de una entidad como Ethereum Smart Contracts, sino también de los grandes expertos en la industria del videojuego que hay en su empresa, es muy posible que pueda darse el pistoletazo de salida al sistema que plantean. Solo restaría llegar a acuerdos con las grandes compañías para, finalmente, montar un ecosistema donde los jugadores puedan procedera  hacer la compra-venta de objetos de videojuegos de forma totalmente segura. Puede que muy pronto podamos ganar dinero por echar unas partidas, ver un beneficio más allá de la satisfacción de completar un juego.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar