Así es como funcionan las cajas misteriosas de Call of Duty: Black Ops IIII Blackout

El modo Blackout de Call of Duty: Black Ops IIII está siendo toda una sorpresa. Lleva poquísimo tiempo en fase beta, sobre la que os contamos todo en nuestra pequeña guía; pero los jugadores ya están descubriendo todo tipo de misterios repartidos por el gigantesco mapa de combate que está poniendo por pantalla. La unión de las mecánicas del battle royale con las de Call of Duty está creando una experiencia única y realmente divertida, pero también una repleta de sorpresas y secretos extraídos de toda la saga Black Ops, como son las misteriosas cajas secretas que han aparecido.

Estas, que son algo propio del modo zombis de esta subsaga, se encuentran disponibles no solo para los jugadores que logran superar las hordas de zombis que aparecen en el battle royale, sino también para aquellos que estén en el lugar y el momento adecuados. ¿Qué esconden? Pues algo similar a lo que escondían en las diferentes entregas de esta franquicia: loot para mejorar tu inventario y tu armamento.

Para encontrarlas, hay que fijarse en el entorno. En el momento en el que oigas tronar y aparezca un haz de luz desde el cielo hasta el suelo, significa que ha aparecido una de estas cajas misteriosas y que debes acudir rápidamente al lugar del impacto para conseguir todo su botín. Aunque recuerda que esto es un battle royale y que, seguramente, habrá alguien apostado y esperando a que vayan incautos para colocarles una bala entre ceja y ceja. De hecho, los zombis que protegen a la caja también son otra amenaza muy a tener en cuenta. Solo si logras tumbarlos a todos podrás hacerte con su contenido.

Una mecánica diferente, que obliga a prestar más atención todavía debido al ruido de disparos y el peligro de estos muertos vivientes. Puede que solo esté en fase beta, pero el modo Blackout de Call of Duty: Black Ops IIII está sabiendo aportar frescura a este subgénero.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar