Así es como se debe insultar en los videojuegos

Así es como se debe insultar en los videojuegos

El mundo de los videojuegos nos ha dejado en múltiples ocasiones todo tipo de escenas y diálogos dignas de ser recordadas, así como otras, dignas de dejar en un segundo plano. No obstante, en un gran número de ocasiones nos encontramos con que la censura ha llegado a ser tal en algunos títulos, que sus desarrolladores, antes de lanzar el juego, se realizaban a sacar varias versiones del mismo con varios cambios, ya sea en algunas frases emitidas por sus personajes, o eliminando alguna polémica escena.

Y esto es algo que han decidido repasar desde Kotaku. Sobre todo, teniendo en cuenta que el lenguaje más o menos soez ha ido atravesando y superando con el tiempo una serie de barreras hasta que, hoy en día, sea algo a lo que casi no se le da demasiada importancia en los videojuegos.

Q*Bert

Por un lado nos encontramos con este entrañable personaje que debía dedicarse a saltar sobre una serie de cubos, teniendo cuidado de que no le alcanzaran sus enemigos. Sin embargo, en el momento en que fallábamos, y el pobre Q*Bert perdía una vida, veíamos una serie de símbolos que muchos relacionábamos con insultos censurados. Además, el hecho de que se usara un sintetizador para dar voz a este personaje, hizo que nunca pudiéramos averiguar realmente lo que Q*Bert quería dejarnos claro.

Explosive Fighter Patton

En esta ocasión nos encontramos ante un juego que destacó por lanzarse en esa época en que la traducción del japonés al inglés no era excesivamente buena. Lo que, sumado a la agresividad que pretendía destacar cada frase de este título de tanques, nos ha dejado frases para el recuerdo como “TURN TO SIDE B AND INSERT TO FUCKING BOX!”.

Download

Este título nos llevaba a visitar un 2099 en el que, para rescatar a nuestra amada, debíamos conducir una moto armada con rayos láser, con los que eliminar a cientos de enemigos. Sin embargo, por lo que realmente destacaba, y lo que le impidió alcanzar Estados Unidos fueron sus peculiares frases de fin de partida que contenían todo tipo de palabras malsonantes.

Bionic Commando

En un principio el nombre de este jugo no era otro que Hitler’s Revival: Top Secret; algo que de ninguna manera sus desarrolladores podían pensar que fuera a atravesar los filtros estadounidenses. Por lo tanto, no solo se acabó decidiendo que la versión americana del juego aparecería con el nombre de Bionic Commando, sino que, además, se eliminarían todos los símbolos nazis que pudiera presentar. Y eso no fue lo único en cambiar. Porque fuera de Japón, ese extraño personaje tan similar a Hitler se conocería con el nombre de Master-D. Eso sí, la escena final del juego con la cabeza de Hitler explotando en detalle, así como su ´”último comentario” llegaron totalmente sin alterar.

Duke Nukem 3D

Con Duke Nukem nos encontramos en un caso completamente distinto. Porque la intención de este juego era, precisamente, la de ser todo lo políticamente incorrecto. Algo que destaca en cada una de las frases de su protagonista y que causó una gran polémica en muchos sectores y países por el trato de este curioso héroe con las mujeres. Por eso no es de extrañar que cada región decidiera realizar su propia versión del juego, eliminando y modificando todo tipo de aspectos del mismo.

Final Fantasy VII

Con Final Fantasy VII nos encontramos algo muy similar a lo que ocurriera con Q*Bert. Porque en este título de Square Enix se decidieron sustituir los insultos o las palabras malsonantes por todo tipo de símbolos. Aunque en un primer momento, las primeras versiones del juego sí incluyeran la palabra ‘Shit’ en todo su esplendor.

Conker

Esta saga de títulos desarrollados por Rare iban todavía un paso más allá. Porque pretendían mostrarnos a una simpática ardilla en un colorido mundo, todo muy del estilo de Super Mario 64 y Banjo-Kazooie, con una sutil diferencia. Conker presentaba todo tipo de escenas y comentarios de contenido más adulto. Algo que en muchas ocasiones se ha intentado censurar, pero que en su momento nos dejó con unos juegos de lo más especiales.

Scarface: The World is Yours

Con Scarface ocurre algo muy similar a lo que pasó con Duke Nukem 3D. En este caso, al tratarse de un videojuego sobre la película protagonizada por Al Pacino, nos encontramos todo tipo de comentarios soeces. De hecho, el juego tiene el récord de palabras malsonantes. Ya que, de las 31.000 líneas de diálogo, la palabra ‘fuck’ aparece hasta en 5.688 ocasiones.

Bulletstorm

Con Bulletstorm pasa algo parecido. Sus responsables, no solo decidieron usar todo tipo de comentarios e insultos, sino que, además, decidieron crear juegos de palabras con ellos. Como por ejemplo la famosa frase ‘What the dick-tits?’.

 Lollipop Chainsaw

En muchas ocasiones las palabras pueden usarse como armas. De hecho, en este título este enunciado no era ninguna metáfora. Uno de los jefes del juego podía “arrojarnos” sus insultos para acabar con nosotros. Una magnífica forma de usar insultos que venía totalmente justificada por guion.

Grand Theft Auto, The Last of Us…

Y por último, ya en la actualidad, es mucho menos sorprendente que nos alarmemos por cualquier tipo de insulto o comentario soez. De hecho, la saga Grand Theft Auto ha sabido crear grandes personajes que presentan un comportamiento algo controvertido, y que no podría ser de otra forma sin su lenguaje particular. Por la parte de The Last of Us, en cambio, hemos podido ver a sus protagosnistas perjurar, ya sea como un acto de desesperación, o para quitar hierro al asunto.

Publicaciones relacionadas

Cerrar