Así es como surgen las ideas para provocar terror en los videojuegos

Ahora que se acerca Halloween seguro que estarás buscando algún juego de miedo para ir entrando en situación estos días, ¿verdad? Y si no, pues mira, ya te hemos dado una idea. Los videojuegos que consiguen causar terror en el corazón de los jugadores son toda una experiencia que vale la pena vivir al menos una vez en la vida. ¿Cómo lo harán?, se preguntan algunos, ¿cómo darán con esas ideas que hacen que se te erice el vello? Como siempre, la realidad supera a cualquier ficción.

Julia Lepetit está curada de espantos y conoce el secreto de las desarrolladoras para provocar el susto y el tembleque a su voluntad. Y lo ha contado a través de Dorkly en una nueva tira cómica que, de nuevo, esconde un vistazo a la realidad de la manera más cruda y visceral, pero a la vez con la precisión y el buen pulso de un experto cirujano. En este caso, de un cirujano psicópata.

Si crees que puedes soportar la verdad una vez más, he aquí la verdadera fuente de inspiración de todos esos horrores que vas a experimentar cuando juegues a un juego de terror. Lo malo es que ya no los verás con los mismos ojos…

– ¿Qué da miedo? ¿Qué es lo que de verdad infunde miedo en los corazones de la gente?

– ¿El sentimiento de que has decepcionado al resto? ¿De que nunca triunfarás en la vida? ¿Que has decepcionado a la gente que amas?

– La indefensión.

– La experiencia más aterradora es estar indefenso.

– Visualiza, estás en un sitio del que no puedes escapar. Fuiste allí intentando ayudar pero ahora no puedes salir. Eres el bueno. Se supone a que la gente que intenta hacer el bien no le pasan cosas malas. Es demasiado injusto, demasiado cruel. Así no es como deberían ser las cosas. Es como si el universo tuviera una especie de balanza para las buenas intenciones o algo. 

– Ahora, tú y la persona buena e inocente que eres estáis atrapados. Presa de gente que hace cosas innombrables. Hacen cosas que creías que los humanos eran incapaces de hacerse unos a otros. Son más monstruos que humanos. No razonan. Están bloqueados, obsesionados con su idea. Como si fuera casi un ritual. Necesitan hacer esta cosa horrible porque se han alejado demasiado de la razón y están demasiado obsesionados como para plantearse lo que hacen.

– Fuiste allí a ayudar, no a matar. Simplemente no puedes luchar. En algún lugar de tu mente todavía racional has pensado «Yo no soy como estos monstruos, yo no mato. No soy como ellos». Además, a estas cosas, que antes eran humanos, les has presenciado ejercer una violencia tan terrible que no te atreves a defenderte, porque sabes que perderás. Así que ni lo intentas. Solo puedes esconderte y rezar para que puedas escapar de este círculo del infierno. 

– Kelly te ha dejado, ¿no?

– SE HA LLEVADO HASTA EL PERRO.

Cerrar