Así es como un jugador ciego vive los videojuegos

Así es como un jugador ciego vive los videojuegos

No es la primera vez que sabemos de jugadores ciegos que pese a ello practican su afición favorita a los mandos, pero el caso de Toby Ott es particularmente impresionante. Toby es un chico de 27 años que nació con anoftalmia bilateral, o lo que es lo mismo, durante el embarazo no se le desarrollaron los globos oculares y nació sin ojos. Toby ha aprendido a vivir con su condición bastante bien. Tan bien como que es todo un fan de los videojuegos, sobre todo de los de lucha y acción.

Su historia se cuenta en el documental Gaming Through New Eyes, que puedes ver aquí abajo y en donde Toby cuenta cómo empezó jugando a Street Fighter y Mortal Kombat y siguió con Tekken, Soul Calibur, y en 2003 compró una PlayStation 2 con Final Fantasy X. A día de hoy sus amigos no pueden con él en juegos de lucha, y hasta gusta de instalar mods en Doom, el cual reconoce que ha de jugar con trucos porque no es precisamente el juego más accesible para discapacitados y es el único modo en que puede pasarlo bien. Toby disfruta sobre todo del apartado sonoro de los videojuegos, y manejarse por menús no es sino otro tipo de puzzles diferentes para él, unos que no le apartan de su afición.

Para una persona vidente, el reto de un videojuego puede estar más en su dificultad que otra cosa. Para Toby, el reto empieza en aprender siquiera a manejar el juego a través de indicaciones de su familia y amigos, y simplemente el poder echar a andar en los primeros compases es algo que le provoca una sensación de satisfacción. Luego, tecnologías como la vibración o el sonido envolvente son buenos aliados, pero desde luego, Toby puede apreciar detalles de un videojuego a niveles que cualquier persona con vista tiende a pasar por alto y eso le lleva a disfrutar de una manera distinta. Ahora, es cosa de las desarrolladoras ponérselo fácil. ¿Qué te parece la historia de Toby?

Cerrar