Así es una misión secundaria de Fallout

Así es una misión secundaria de Fallout

Fallout 4 se ha podido jugar de manera gratuita el pasado fin de semana, y tanto si ya lo conocías, como si no te habías familiarizado antes con esta saga de juegos iniciada por Interplay y actualmente desarrollada por Bethesda, habrás visto que su mundo no es precisamente alegre. Es lo que tienen los holocaustos nucleares, que dejan todo hecho una ruina, pero a cambio un montón de cosas que hacer en forma de misiones secundarias. Misiones un poco tontas, todo sea dicho.

Es verdad que la catástrofe ha hecho que la civilización, o por lo menos los Estados Unidos, se haya ido al garete y con ella el sistema legal, económico y moral. Ahora mismo el Yermo es lo que ha quedado tras la Gran Guerra, y en él solo impera la ley del más fuerte o del más espabilado. Habiendo pasado el Único Superviviente toda su vida en un refugio, hay muchas cosas que le hacen pecar un poco de inocentón.

Aunque otra cosa es que se tope con una situación como la que pinta Julia Lepetit en la primera de sus tiras cómicas para Dorkly con las que reflejará el universo del juego a través de sus misiones secundarias, y que en sintonía con otros casos que podemos encontrar en la serie, a poco que uno sepa leer entre líneas veremos que tienen algo de gato encerrado.

Puedes leer la tira a continuación:

«He estado en este lugar desde que nací. Igual que mis padres antes de mí y que sus padres antes de ellos y bla, bla, bla.»

«La misma vieja estancia. Las mismas viejas cosas. Los mismos problemas. Las mismas ropas…. La misma gente toda mi vida. Todos sabiendo los secretos de los demas.»

«La vida debe ser algo más que este lugar. Lo noto. Puede que si consigo salir de aquí pueda-«

-Eh, chico, ¿dónde está el supervisor? Tengo algunas cosas que robaros de manera no muy sutil y vendérselas luego al adicto a las drogas de ahí fuera.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar