Así fue la censura de los videojuegos en Alemania

Así fue la censura de los videojuegos en Alemania

No es raro que incluso dentro de la industria de los videojuegos haya censura. Son sobre todo los videojuegos violentos y los que hacen gran uso del gore y la sangre los que más suelen sufrir esos recortes y modificaciones. Muchas veces estos cambios pasan desapercibidos, pero en otras ocasiones son más acusados. Y no hace falta irse a un país con un estricto control en lo que los ciudadanos ven, basta con hacer una comparación entre versiones americanas y versiones alemanas de un mismo título para darse cuenta de hasta donde se puede llegar con tal de que los jugadores no vean ciertas cosas.

A continuación, y gracias a Dorkly, te vamos a mostrar cuáles son las censuras más recurrentes en Alemania. Algunas son ridículas, otras, por Historia, son más justificables.

Los Nazis y las esvásticas. Esta es obvia. El nazismo hizo muchísimo daño en toda Europa y los alemanes no les gusta recordar esa cruenta y horrible parte de su historia. Es un tema muy sensible, para todo el mundo, por supuesto, pero sabemos muy bien que en Alemania no se pueden hacer bromas con ello y no lo toman a la ligera. En los juegos pasa algo parecido. Cuando en el resto del mundo, el soldado nazi de turno en un videojuego lleva la esvástica decorando su brazo izquierdo, en Alemania el símbolo es sustituido por cualquier otra imagen. Se sigue sabiendo que estamos viendo a un soldado nazi, pero el símbolo que lo representa no está ahí.

 

 

Convierten humanos en robots. Sí, lo hacen, o al menos es lo que parece. Hay títulos que son especialmente violentos y muy gráficos a la hora de mostrar cómo un humano salta por los aires. En Alemania son muy estrictos para esto y prefieren, de ser posible, que no haya vísceras ni sangre, por lo que la mejor manera es hacer que los humanos sean robots.

 

 



Características y modos de juego que desaparecen completamente del juego. No todo es tan sencillo como para censurarlo con un cambio estético. Hay veces que la cosa es muy serie y hay que tomar medidas más extremas. Como prescindir de un modo de juego completo porque está lleno de zombies o la violencia es tan extrema que no hay manera de censurarla de otra forma. Tampoco está bien visto en Alemania que haya juegos en los que puedas tomar a rehenes civiles y convertirlos en escudos humanos, y como no está bien visto, obviamente esa característica en el juego en cuestión va a desaparecer en la versión alemana.

La sangre, el gore y la violencia se rebajan bastante. No hay mucho que decir aquí, simplemente rebajan de una forma muy significativa cualquier muestra de violencia, gore o sangre en ciertas escenas y ciertos juegos. Así, una sala con el suelo ensangrentado y llena de cadáveres visiblemente torturados, se convertirá en la versión alemana en una sala con el suelo ensangrentado, teniendo el color de la sangre un color menos sangriento. Y no habrá cadáveres por ningún lado.



Prohibir juegos sin técnicamente prohibirlos. ¿Y qué pasaría si estos cambios no se hicieran en los juegos? ¿Qué sucedería si el juego en cuestión se vendiera en Alemania sin censura de ninguna clase? Entonces entraría en una lista que provocaría que el videojuego no pudiera ser anunciado en ningún sitio. Tampoco podría estar junto a los demás videojuegos en las estanterías de las tiendas, tendría que colocarse en la sección para adultos.

El sistema de calificación por edades alemán no lo califica y tampoco le da su visto bueno. Puede ser vendido, pero no sin sentirte que estás comprando algo realmente prohibido. Estos títulos serían tratados como la pornografía, poco más o menos. El gobierno alemán es tan serio en este asunto que se considera prácticamente ilegal anunciar los juegos que aparecen en esa lista. Así que, para evitar esto y poder vender bien el videojuego sin tener cargo de conciencia, se procede a censurarlo de la manera más sutil posible.

Cerrar