Así ha ido evolucionando el tamaño de los videojuegos en disco a lo largo de los años

Así ha ido evolucionando el tamaño de los videojuegos en disco a lo largo de los años

El auge de los gráficos y los nuevos recursos que usan los videojuegos ha hecho que demanden más capacidad para su datos, algo que ya se explicó hace unos meses por parte de los desarrolladores. Pero esto no quita para que nuestros discos duros suden cada vez que hay que hacer sitio a un juego de nuevo cuño. El espacio que requieren es cada vez mayor  a cada nueva hornada de juegos, rondándose ya los 100 GB. Y las actualizaciones y DLC no ayudan en este aspecto.

Los compañeros de Xataka han realizado una tabla donde se puede ver cómo ha evolucionado en los últimos años el espacio requerido en disco para algunos juegos. Asómbrate con la diferencia entre Fallout 3, de 2008, y el reciente Quantum Break para Xbox One:

  • Fallout 3 (Xbox 360, 2008) 5,48 GB
  • Fallout: New Vegas (Xbox, 360) 2010 4,75 GB
  • The Elder Scrolls V: Skyrim (Xbox, One 2011) 3,68 GB
  • Rage (Xbox 360, 2011) 22 GB
  • Fallout 4 (Xbox, One 2015) 28,12 GB
  • Assassin's Creed: Syndicate (Xbox One, 2015) 40,27 GB
  • Halo 5: Guardians (Xbox One, 2015) 60 GB
  • The Elder Scrolls Online (PS4, 2015) 86 GB
  • Doom (con actualizaciones) (PC, 2016) 78 GB
  • The Division (PC, 2016) 40 GB
  • X Plane 11 (PC, 2016) 80 GB
  • Call of Duty: WWII (PS4, 2017) 56 GB
  • Quantum Break (Xbox One, 2017) 95 GB

Las texturas y modelos a mayor resolución tienen mucha parte de culpa, y hacen que el PC sea la plataforma que más se resiente en su espacio. Por ejemplo, para Star Wars: Battlefront 2 necesitamos 22,8 GB de espacio en disco duro en su versión PC. En Xbox One ocupa 13,2 GB mientras que en PlayStation 4 solo pide 15,3 GB. Y eso sin contar los contenidos extra que vendrán. ¿Vas bien de espacio libre en tu dispositivo?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar