Así han cambiado grandes personajes de los videojuegos con el paso del tiempo

Que la tecnología no deja de avanzar es algo que podemos comprobar en nuestro día a día. Cada año que pasa tenemos televisiones, móviles, consolas y todo tipo de dispositivos electrónicos más potentes y novedosos de los que teníamos el año anterior. Los videojuegos no son una excepción y, de hecho, especialmente en esta industria se hace notar muchísimo el avance tecnológico en lo que a gráficos se refiere.

De ello precisamente es de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que te dejamos a continuación es una selección de personajes icónicos de los videojuegos junto a una comparativa en forma de imagen para que puedas ver cómo en han cambiado echando un vistazo a una sola instantánea. En ellas encontrarás cómo lucían estos personajes en su primera aparición y en la más reciente que hicieron.

Lara Croft (Tomb Raider)

Recientemente la saga Tomb Raider cumplía veinte años y la red de redes se llenó de comparativas gráficas de cómo era Lara Croft en su aventura original del año 1996 con respecto a la Lara que vimos en 2015 en Rise of the Tomb Raider. La evolución es una de las más espectaculares que hemos visto, pues ambos personajes eran ya en tres dimensiones, pero la diferencia entre uno y otro es increíblemente abismal.

Marcus Fenix (Gears of War)

Con el permiso de Halo, Gears of War ha sido la saga más importante del universo Xbox en los últimos años y Marcus Fenix, su protagonista, la gran cara visible. En Gears of War 4 le vemos envejecido y venido a menos, pero no por ello la comparativa con respecto al primer juego, lanzado en el año 2006 para Xbox 360, deja de ser menos espectacular. Diez años de diferencia entre un videojuego y otro.

Nathan Drake (Uncharted)

Qué se puede decir de Nathan Drake que no se haya dicho ya. El héroe de la saga Uncharted ha dejado huella y se ha convertido en el gran icono de PlayStation. Su andadura es breve, pues sus aventuras se han prolongado desde 2007 hasta 2016, pero la evolución se ha hecho notar, casi tanto como la madurez que ha alcanzado Naughty Dog en la última década gracias a su franquicia más exitosa hasta la fecha.

Kratos (God of War)

El nuevo God of War todavía no está entre nosotros, pero ya hemos podido verlo lo suficiente como para saber qué aspecto tendrá este envejecido y barburdo Kratos. La primera aventura del semidiós data del año 2005, por lo que ya ha pasado más de una década y hay dos generaciones de consolas entre una y otra. Las diferencias, como puedes ver, son más que notable y ya estamos alcanzando la excelencia.

Mario (Super Mario Bros.)

Comparar al Mario del inminente Super Mario Odyssey con el primer Mario de 8 bits que vimos no tendría demasiado sentido, de modo que en la imagen puedes ver al fontanero italiano en su última aventura junto al Mario que protagonizaba Super Mario 64, lanzado en el año 1996. Si la gorra ya ha avanzado a pasos agigantados imagínate cómo habrá mejorado la calidad gráfica de la cara del gran emblema de los videojuegos.

Crash (Crash Bandicoot)

Otro clásico que ha regresado en este 2017 ha sido Crash Bandicoot, que ha gozado de un maravilloso remake con la llamada N. Sane Trilogy. Vicarious Visions ha hecho un trabajo tan extraordinario que más que una remasterización parece un videojuego nuevo. Sea como fuere, este nuevo videojuegos nos ha permitido comprobar cómo ha avanzado la tecnología, incluso para adaptar a los tiempos actuales a los héroes del pasado.

Geralt de Rivia (The Witcher)

El primer The Witcher llegó en 2007 y el último lo hizo en 2015. En poco más de un lapso de ocho años hemos visto una evolución meteórica. Se debe no solo al avance de la tecnología, sino al aumento de capacidad tecnológica de la compañía CD Projekt RED. La diferencia entre estos tres Geralt de Rivia es increíblemente impresionante, especialmente si nos fijamos en el primero y en el último de todos ellos.

Cerrar