Así luce por dentro Xbox Series S

Un increíble ejercicio de diseño para encajar todo en la Xbox más pequeña de la historia.

Aunque la hemos visto «explotar» en renders 3D hace que mostraban sus componentes internos, al contario que su hermana mayor, no habíamos tenido la oportunidad de ver el interior de Xbox Series X de manera real en su versión final que llegará a las tiendas. A falta de solo un día para su llegada a las tiendas, uno de los afortunados que ya la tiene en casa ha decidido desmontarla para ver su construcción y ekl resultado es bastante impresionante.

Lo primero que sorprende en este desmontaje de Xbox Series S es que todos sus componentes, empezando por las carcasas de plástico, se sienten parte de un diseño modular similar a un puzle. Una vez abierta, de nuevo, sorprende que los ingenieros de Microsoft hayan podido encajar en un cuerpo tan pequeño un ventilador de grandes dimensiones, una gran fuente de alimentación con guiño al Jefe Maestro y una considerable «heat pipe» que refrigera el SOC, solución que también utiliza PlayStation 5.

Otro de los curiosos detalles de esta Xbox Series X, es que Microsoft se ha esmerado mucho en hacer de esta una consola silenciosa poniendo pequeñas piezas de esponja alrededor de las conexiones. En tema de calentamiento tampoco habrá que preocuparse por la enorme rejilla de ventilación de la parte frontal de la consola.

De igual manera, Modern Vintage Gamer queda sorprendido al descubrir que el SSD de la consola no está soldado a la placa base, sino que es un módulo de memoria similar al que se puede encontrar en el ecosistema de PC. Esto, en principio significa que sería fácilmente sustituible por uno nuevo en caso de avería o que se podría cambiar por uno de mayor capacidad. Aunque esto último no sería conveniente hacerlo sin conocer si la consola cuenta con algún sistema de seguridad que impida el reconocimiento de otros componentes ajenos a los de esa unidad en concreto, como sucede en algunos teléfonos móviles.

Después de ver este desmontaje, queda claro que Xbox Series X no solo es una consola preciosa por fuera, sino que, por dentro, es todo un ejercicio de diseño e ingeniería que ha permitido a Microsoft hacer la Xbox más pequeña de la historia. Todo ello sin sacrificar las mejoras de ruido, calentamiento y componentes de nueva generación. Además, debido a ser menos exigente en lo técnico que su hermnaa mayor, Xbox Series X, los juegos ocuparán menos.

Xbox Series X y Xbox Series S saldrán a la venta mañana, 10 de noviembre, a un precio de 499,99 euros y 299,99 euros respectivamente. No dudes en consultar nuestro análisis de Xbox Series X para ver de qué es capaz la nueva bestia de Microsoft. Y veremos lo que tardan también en publicarse los primeros desmontajes particulares de esta consola, la más potente de la historia.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar