Así se consigue el mejor caballo en Red Dead Redemption 2

Publicado por el

Sí, en Red Dead Redemption 2 hay caballos mejores y menos buenos. Nosotros te explicamos cómo conseguir al mejor de todos.

Al igual que ocurre en The Legend of Zelda: Breath of the Wild o The Witcher 3: Wild Hunt, la relación de los jugadores con sus caballos en Red Dead Redemption 2 es bastante estrecha. Tienes varias razas, tamaños y colores para escoger, pero de entre todos los caballos disponibles hay uno que supera con creces al resto y te contamos como puedes conseguirlo.

Ve al Lago Isabella

Dirígete al punto noroeste del mapa, a la esquina superior izquierda del mismo, y visita el Lago Isabella, puedes ayudarte de un marcador para guiarte y no perderte. Recuerda ponerte ropa de abrigo, pues esta región está colmada de nieve, lo que podría afectar a tus signos vitales. 

Esto evitará que puedas tener ciertos problemas a la hora de buscar el caballo, pues al ser de color blanco, no lo tendrás nada fácil. De todas formas, el corcel habría de encontrarse en el área general cerca del lago, pues es el punto fijo en el que suele aparecer. 

Escucha atentamente a los relinchos del Árabe Blanco, pues es más que probable que esté rodeado por lobos la primera vez que te lo encuentres, así que ten tu pistola preparada. Evidentemente, después de todo este trasiego, el caballo escapará despavorido. Sigue las huellas que ha dejado el caballo y acércate lo más delicadamente que te sea posible.

Calma al Árabe Blanco

Siendo este el mejor caballo de todos los que puedes encontrar (salvajes) en Red Dead Redemption 2, te costará más de lo habitual calmarlo por completo, pero no es nada que no se pueda conseguir con paciencia y persistencia.

Para evitar espantar al caballo, habrás de aproximarte muy despacio desde la distancia, sin movimientos bruscos, mientras presionas L2 o LT en cuanto el juego te permita bloquear la posición en el animal.

Mantén un ojo en la esquina inferior derecha de la pantalla, y cuando veas que el medidor se vacía, párate por completo y pulsa cuadrado (PS4) o X (Xbox One) para calmar al Árabe Blanco antes de acercarte más a él. Repite este proceso tantas veces como sea necesario hasta que puedas acariciarlo y, acto seguido, montarte en el caballo.

Monta y doma al Árabe Blanco

Una vez que hayas logrado montar en el caballo, necesitarás mantener el equilibrio a lomos de este, moviendo el stick analógico izquierdo hacia abajo, y en la dirección contraria a la dirección en la que se mueve el caballo. Así, si el corcel va a la derecha, tú tendrás que moverte a la izquierda, etc.

Este proceso te llevará un buen rato, hasta que Arthur por fin consiga controlar al caballo. Si alguna vez caes (o te tira), vuelve a seguir al caballo y emplea los pasos que te hemos indicado más arriba. Al tratarse de un caballo salvaje, mostrará su naturaleza de vez en cuando, por lo que habrás de ganarte su confianza por completo para que sea más obediente.

 

Convierte al Árabe Blanco en tu caballo principal

Con un caballo como este, que comienza con una Salud y una Resistencia de 5 puntos y una Velocidad y Aceleración de 6 puntos, y es de clase Elite. Querrás que sea el principal, el que usas siempre en tus aventuras.

Una vez que lo hayas domado, necesitarás equiparlo con una montura (la de tu antiguo caballo). Vuelve entonces a un establo con los dos caballos y guarda la partida, y no te preocupes, tu viejo compañero equino te seguirá sin problema

De esta forma podrás disfrutar del mejor caballo “gratuito” del juego, sin tener que pagar una suma de dinero exagerada por un corcel un tanto mejor. Sin duda este Árabe Blanco salvaje es tu mejor opción, y domarlo es de lo más entretenido.

Compra ya Red Dead Redemption 2 para PS4 I Xbox One

Mario Arias