Así se rodó la Boda Roja de Juego de Tronos

(Cuidado, noticia con spoilers)

Si aún no habéis visto la tercera temporada de Juego de Tronos, sabed que tenéis nuestro aprecio más incondicional y que os seguimos queriendo la fuerza de cien soles, pero perdmitid que os acompañemos amablemente a la salida y os invitemos a buscar otra noticia por vuestro propio bien, porque lo que vamos a contar a continuación hace referencia a uno de los momentos más intensos de la serie, la famosa Boda Roja contada en el capítulo Las Lluvias de Castamere, el noveno y penúltimo de la tercera temporada. Su director, David Nutter, tuvo que lidiar con uno de los episodios más dramáticos de toda la obra de George R. R. Martin, y ahora nos cuenta cómo se las apañó para ello.

Nutter se ha pronunciado respecto al memorable capítulo en una reciente entrevista publicada en la web de la Directors Guild of America (Gremio de Directores de América) en donde cuenta cómo midió al milímetro todos y cada uno de los detalles para llevar a cabo un capítulo de los que no se olvidan: “En algunos aspectos, lo tomé casi como una ópera. Todo dependía de cómo distribuyese las mesas en el salón y de cómo ubicase a los que se iban a sentar en ellas. Era muy importante rodar todo lo posible para que no tuviésemos que repetir alguna toma que fuera realmente intensa. Era muy importante centrarse en qué partes de la secuencia se iban a necesitar planos abiertos. Era cómo colocar fichas de dominó mientras manteníamos la atmósfera en marcha de manera que cuando llegásemos a las partes intensas fuésemos a rodarlas una tras otra e ir aumentando el drama hasta alcanzar un clímax”.

Ensayé con los actores dos o tres días antes, y luego con todos los especialistas. Era importante para que no tuvieran que preocuparse de pequeños detalles y se pudieran centrar en el dramatismo. No era muy diferente de un entrenador de fútbol preparando sus jugadas en una pizarra. Básicamente, les dije a todos ‘Tú vas a sentarte aquí, tú vas a sentarte ahí, y esto es lo que va a pasar’”. Y el resultado está a la vista. ¿Qué nota le daríais a la concienzuda labor de Nutter?

Publicaciones relacionadas

Cerrar