Así son las obsesiones más frecuentes de distintos juegos

La mente de los jugadores es materia de estudio. Se dice que los asiduos a los juegos analizan las cosas de diferente manera, y eso hace, por ejemplo, que sean menos propensos a experimentar terror en una pesadilla. Los estudios son fascinantes, pero cuando aparece el concepto “obsesión” es cuando el tema ya empieza a tomar tintes delicados. Por suerte la gran mayoría de los casos de jugadores absortos que no pueden dejar de pensar en su juego favorito no tienen consecuencias especialmente graves.

Eso no quita para que haya que hacerse mirar algunas cosillas. Y es que tomarse demasiado en serio según qué juegos puede ser contraproducente. Julia Lepetit lo sabe bien, y pocas veces da puntada sin hilo en sus tiras cómicas. Esta que te vamos a mostrar no va a ser la excepción, porque retrata a los fans más obsesivos de diferentes títulos de sobra conocidos.

Eso sí, el retrato de los cautivados por el reciente Cuphead es un poco, cuanto menos, preocupante. Esperemos que Julia esté exagerando en ese caso, aunque no somos quienes nosotros para juzgar a nadie. Ni tampoco Dorkly, que nos ofrece esta tira llena de sátira. Nuestro consejo es que vivas la vida a tu estilo, pero si eres como el niño de Minecraft, hazlo parándote a respirar un poco:

Metal Gear

– Tenían razón. Tenían razón todo este tiempo. Conocían el futuro…

Minecraft

– OhdiosmioloscreepersondelomásintensounavezestabaconstruyendounafortalezayunosemetióyporciertosoyasbolutamentecomoHerobrine

Kingdom Hearts

– No hay ningún otro juego que me comprenda como Kingdom Hearts…

The Witcher

– Eh, no soy tan mala como esos otros fans. Al menos, lo mío está basado en una especie de realidad. Esta ropa es completamente normal. ¿Y la espada? Hubo una época en que la gente las usaba. Totalmente normal.

Cuphead

– Quiero tener sexo con esa flor.

Cerrar