Assassin’s Creed lleva años haciendo referencias a una entrega en Egipto

Assassin’s Creed lleva años haciendo referencias a una entrega en Egipto

Una de las grandes atracciones del Electronic Entertainment Expo o E3 que está a punto de dar comienzo en Los Ángeles este fin de semana será Assassin’s Creed: Origins, la nueva entrega de la franquicia de Ubisoft que nos llevará hasta el Antiguo Egipto será presentada en la feria angelina y la expectación por saber cómo le han sentado los dos años de descanso a la saga es máxima entre los aficionados al conflicto entre Asesinos y Templarios.

En los últimos días hemos tenido múltiples filtraciones sobre el juego, aunque pocas de corte argumental. La única que ha ido en esa línea es la que señalaba que el protagonista del videojuego tendría por nombre Ba Yek. Sin embargo, y aunque no lo parezca, la saga ha hecho referencia a un futuro título en Egipto en diversas ocasiones a lo largo de la franquicia, por lo que hoy hemos decidido hablarte de todas ellas en este artículo.

Y es que aunque, según un tráiler filtrado, Assassin’s Creed: Origins se ambientará en el año 1354 a.C., lo cierto es que ya ha habido referencias a otras épocas que, de uno u otro modo, también podrían hacer acto de presencia en el nuevo título de Ubisoft. La que quizá sea la más conocida es la que tiene a la Asesina Amunet como protagonista. En la cámara de la armadura de Altaïr en Assassin’s Creed 2 una de las piezas que Ezio debía recuperar correspondía a la mencionada figura histórica.

En esa placa se indicaba que Amunet vivió en el año 30 a.C. y que asesinó a Cleopatra con una serpiente. Así las cosas no deberíamos ver a Amunet en Origins, pero si se opta por hacer saltos temporales como ocurría en Unity es probable que la Asesina acabe apareciendo de una u otra forma. Por motivos desconocidos su sarcófago fue trasladado a la Basílica de San Marcos, en Venecia, donde la encontraría Ezio Auditore mucho después.

En su momento un rumor afirmaba que en Assassin’s Creed: Origins volveríamos a tener un protagonismo dual como ya ocurriera en Syndicate, por lo que no hay que descartar la posibilidad de que cada uno de los dos protagonistas estuvieran situados en épocas diferentes. Sin duda aportaría gran frescura al videojuego. Pero las referencias a Egipto en la saga Assassin’s Creed no quedan en Amunet, pues hay muchísimo más.

Otra de esas referencias podemos encontrarla al final del DLC Reyes Muertos de Assassin’s Creed Unity. Arno Dorian, con un Fruto del Edén en su poder, le dice a un mensajero que se lo entregue a Al Mualim en El Cairo. Las fechas bailan, pero lo cierto es que Al Mualim no es un nombre, sino que significa El Mentor en árabe. Todo esto ocurría mucho más tarde, en el año 1794 d.C., por lo que esto sí que no tendría ninguna cabida dentro del futuro e inminente Origins.

Algunos cómics de Assassin’s Creed también nos han permitido conocer a otros personajes como Ali Al-Ghraib o Numa Al’Khamshin, más conocido como El Cakr. Sin embargo, un último al que se hacía referencia en los juegos es Iskander, mentor de la Hermandad de los Asesinos egipcios en el siglo XVI y descendiente del legendario Altaïr Ibn-La’Ahad. Se hacía referencia a él en el DLC de Revelations llamado Defensa mediterránea, pero como verás su presencia también es muy tardía.

Tras todo lo repasado podemos concluir que tan solo Amunet podría tener cabida de algún modo en Assassin’s Creed Origins. Lo que está claro, no obstante, es que Ubisoft llevaba años dejando caer referencias a Egipto con la intención de ir preparándonos para una entrega en el país árabe. Ahora solo queda esperar a su presentación oficial para acabar de conocer todos los detalles que los fans llevan casi dos años esperando.

Cerrar