Assassin's Creed Unity fue "la tormenta perfecta", según Ubisoft

Assassin's Creed Unity se estrenó en PlayStation 4, Xbox One y PC en noviembre de 2014. El videojuego de Ubisoft, que sorprendió notablemente por su espectacular acabado a nivel audiovisual, dejó algo fríos a los jugadores por cierta falta de contenido e innovación. Los franceses son plenamente conscientes de ello, por eso, durante una charla realizada durante la GDC que está teniendo lugar ahora mismo, han confesado considerarlo como «la tormenta perfecta».

Como recogen en Eurogamer, Jean Guesdon, director creativo de Unity, ha remarcado las similitudes entre este juego y el primero de toda la saga en cuanto a prioridades. El primer Assassin's Creed también sorprendió a todo el mundo por su despliegue técnico, algo con lo que Guesdon identifica a este otro caso. Yendo más allá, el creativo asevera que «el motor fue mejorado masivamente y, a día de hoy, Unity sigue siendo uno de los juegos que mejor se ve de la historia», aunque esta gran bondad trajo consigo una cara oscura, «al mismo tiempo, tuvo un impacto en la navegación, por lo que la jugabilidad se vio afectada».

Siguiendo las palabras del director creativo, este confiesa que erraron con Assassin's Creed Unity: «Caímos en la trampa de trabajar mucho en el apartado tecnológico y no ofrecer mucho tiempo a los equipos para diseñar contenido con el que traer algo nuevo. […] Así es como lo veo: creamos las condiciones adecuadas para la tormenta perfecta. Tuvimos un juego maravillos en sentido artístico, pero no fue suficiente para renovar la experiencia».

De los errores se aprende, o eso dicen. Gracias a esta experiencia, en Ubisoft aprendieron que «a los jugadores no les importa el código, solo la experiencia«, lo que les llevó a darse cuenta de que «perder un poco el control supondría más diversión para los jugadores». A consecuencia de esta lección, hemos podido disfrutar de joyas como Assassin's Creed Origins, uno de los mejores de toda la franquicia.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar