Assassin’s Creed Valhalla no pondrá obstáculos al jugador en el desarrollo de su historia

La nueva entrega aprende de Odyssey, apuntando a la eliminación de los bloqueos por nivel.

Uno de los problemas más acusados tanto en Assassin’s Creed: Origins como en AC: Odyssey, y que Ubisoft ha tenido muy en cuenta para su nuevo videojuego. Assassin’s Creed: Valhalla no va a poner impedimentos al disfrute de su historia principal. Su director creativo, Ashraf Ismail, ha explicado que darán vía libre a los jugadores para que se centren en la historia sin tener que desviar su atención de esta si no quieren.

El propio Ismail ha querido concretar en una entrevista con Kotaku. Hablando del sistema de progresión del jugador, el creativo ha subrayado que «hemos reflexionado muchísimo desde Origins en cuanto a progresión y lo que esta significa para los jugadores». Gracias a pensar sobre ello, y a hacerlo con bastante perspectiva, han dado forma a un nuevo sistema de progresión en Valhalla: «Tenemos más énfasis en el concepto de poder, poder que se gana, digamos, a medida que obtienes habilidades».

Assassin's Creed Valhalla
También habrá tiempo para las grandes batallas.

Con este concepto, lo que Ubisoft quiere hacer es quitar de en medio cualquier barrera de nivel que se pudiera ver en entregas anteriores. En casos como el de Odyssey, el juego obligaba a realizar misiones secundarias para obtener el nivel suficiente como para superar la siguiente misión principal, y eso es algo que no vamos a ver en la entrega vikinga. Habrá mucha misión opcional, por supuesto, pero el jugador podrá decidir si se lanza a por ellas o no, con total libertad y disfrutando de las nuevas mecánicas incluidas.

Un cambio de enfoque tan interesante como necesario, que servirá para que podamos disfrutar del enorme mundo de AC: Valhalla tal y como queramos. Pronto podremos ver más del juego, pero las ganas de ser vikingos son cada vez más grandes.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar