Atari quiere volver al negocio de la fabricación y venta de hardware

Atari es un nombre mítico en los videojuegos donde lo haya, que se lo digan a cualquiera que en los años 80 tenía ya edad para coger un mando o en un teclado en las manos. Los recuerdos de la consola VCS 2600 siguen siendo poderosos a día de hoy, y su clásico logo es todo un icono de la cultura popular que sigue vigente en forma de diversos productos licenciados. Pero Atari, la Atari del siglo XXI, no quiere vivir de eso. Al menos su dueño actual, Frederic Chesnais, tiene una intención muy diferente: la de volver a fabricar hardware.

Pero no nos emocionemos todavía, porque aunque esta frase es el titular que nos deja la entrevista que Venture Beat le ha hecho a Chesnais, merece una matización: “No estoy hablando de una nueva consola, sino de algo como un reloj. Un reloj gamificado. No es lo que vamos a hacer, pero piensa en algo por el estilo. Como un nuevo tipo de reloj que ‘podríamos hacer’. Uno con una marca, y que fuera más que un ‘reloj ordinario’”. Una marca, la de Atari, que es más que un logo popular: “Atari es una marca generacional. Es una marca de estilo de vida”.

¿Qué pasa por la mente de Chesnais y de los ingenieros de Atari? Esperemos que sus planes cristalicen, aunque sea para poder saciar nuestra curiosidad. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar