Baten el récord de horas consecutivas jugadas… ¡122!

¿Pero estamos locos o qué? Un jugón australiano de nombre Oka Kaya ha estado ni más ni menos que 122 horas jugando a Call of Duty: Black Ops II de manera consecutiva y casi sin parar.

Esta “proeza” le ha valido entrar en el libro Guiness de los Records, a la partida más larga del mundo. El anterior récord estaba establecido en 120 horas y 7 minutos jugando a Resistance.

Dentro de las pautras para ganar el récord, se puede para cada hora 10 minutos e ir acumulando estos descansos en uno grande. Pero aún así…

Y si todo esto no os parece suficientemente curioso esperad: gracias a esta sesión, Kaya consiguió colocarse como el jugador 37 del mundo. ¿Quiénes son los 36 que están por delante?

Publicaciones relacionadas

Cerrar