Batman: Los peores videojuegos del superhéroe

Los peores videojuegos de Batman

¡Santas chapuzas interactivas, Batman! ¿Cómo es posible que uno de los mayores iconos del cómic sea trasladado a un videojuego y el resultado sea un mejunje que daría pesadilllas hasta al Espantapájaros? Pues los hay, preocupado lector, los hay y como verás el artículo está en plural. Y eso que, recordemos, Batman ha tenido un juego en el que esquivaba ratones gigantes por la Batcueva. Pero ese juego es una obra legendaria de Ocean para los ordenadores de 8 bits… y estos no valen ni para esconderlos tras la moneda gigante que guarda Batman en su colección. No por nada figuran entre sus peores juegos.

Podemos imaginar a los miembros de Comic Book sumidos en la desesperanza, lamentándose como el jefe O’Hara en la serie de los 60, por el trato recibido por el Caballero Oscuro en estos juegos que no quieres volver a jugar. Retorcidas fechorías cometidas contra los ciudadanos de bien no ya de Gotham sino de todo el mundo. Juegos que harían llorar al Joker, a Ra's Al Ghul pedir que le lleve pronto el Señor y meter la cabeza en su propio bote de ketchup al Rey Condimento. Son estos: 



Batman: Revenge of the Joker (Mega Drive): Cierto es que hay cosas mucho más tóxicas e inspiradoras para arrancarse los ojos que este arcade, pero así como el juego de NES es bastante bueno, esta versión de Mega Drive es un poco grotesca. Más habiendo ya un estupendo juego previo de Batman de la mano de Sunsoft. Como en los mejores callejones de Gotham, no hay color.



Batman Forever (Mega Drive, Super Nintendo): Las películas de Joel Shumacher, las dos, sí, tuvieron sus adaptaciones a videojuego. Y son horribles. Batman Forever es un beat’em up justito hasta para llegar a mediocre cuya principal baza son los gráficos digitalizados. De no ser porque dan dentera.



Batman & Robin (PlayStation): Si el precedente en el que se basa ya no es bueno, esto no tenía muchos visos de acabar bien. Los batpezones llegan a un juego con buenas intenciones pero que se queda ahí, en un producto más destinado a las bandejas de saldos donde esperar engañar a alguien que no haya visto la película.



Batman: Dark Tomorrow (Xbox, GameCube): Kemco debería haber internado a los desarrolladores de este juego en Arkham y haber tirado la llave, o al menos es el veredicto al que llegaron los medios y el público con respecto a un juego que nadie recuerda. Y créenos, hay un buen motivo para ello.



Batman Beyond: Return of the Joker (Nintendo 64, PlayStation): Una de las mejores películas animadas de Batman, y eso es decir mucho, tiene uno de sus más horribles juegos, y eso también es decir mucho. Pero horrible, horrible. De lo único que puede presumir es de que la alargada sombra de Superman 64 aún le evitó ser blanco de merecidas chanzas ganadas a pulso. Desde luego, a Kemco por lo que se no se le da bien Batman, qué le vamos a hacer.



Batman: Gotham City Racer (PlayStation): Ubisoft tuvo su oportunidad con Batman y la supo aprovechar más o menos con Rise of Sin Tzu. Con Batman: Gotham City Racer… no. Es repetitivo, es feo, y en definitiva, es malo. Más malo que dispararle a un padre a la salida de un cine tras robarle el collar de perlas a su esposa a punta de pistola ante los ojos de su hijo menor de edad.

Hasta el Joker le daría un abrazo solidario a Batman tras probar este desfile de horrores. ¿Conocías alguno?

Publicaciones relacionadas

Cerrar