Batman se cambia de bando y acaba en la cárcel

Hoy os traemos una noticia rocambolesca que más bien parece sacada de un noticiario humorístico. Un ciudadano de Singapur se hizo popular en todo el mundo hace tres años por haberse cambiado el nombre por Batman bin Suparman, cuyo significado es Batman hijo de Superman), pero lejos de luchar contra el crimen como los verdaderos superhéroes, este joven se unió al bando contrario.

El resultado, tal y como informa Kotaku, es que ha sido condenado a 33 meses de cárcel por robo, allanamiento de morada y tráfico de drogas debido a unos delitos por los que fue arrestado el pasado mes de agosto.

Su club de fans se ha sentido decepcionado por este hecho. “Se ha pasado al lado oscuro”, comentan.

Publicaciones relacionadas

Cerrar