Batman y Catwoman consiguen tener una cita, aunque es algo extraña

Batman y Catwoman consiguen tener una cita, aunque es algo extraña

Atención, esa noticia contiene spoilers de los cómics de Batman
 
Hace algún tiempo ya os contamos los nuevos inicios, aún más oscuros de Batman. Y aunque en los últimos números de Rebirth: Batman hemos visto a un caballero oscuro mucho más humano y que vive en una continua depresión, el número 14 de esta nueva serie nos ha permitido salir un poco de esa pesadez y oscuridad de estos cómics sobre el mejor detective del mundo, para presentarnos una noche entre Batman y Catwoman.
 
Hasta ahora, Catwoman había sido acusada del asesinato de unas 200 personas. Motivo por el cual, en una colaboración entre Batman, Amanda Waller, jefa de Escuadrón Suicida y el presidente de los Estados Unidos, habían acabado considerando la pena de muerte para esta intrépida ladrona.
 
Sin embargo, una vez Batman consigue reunirse con Catwoman, ambos deciden pasar una noche especial antes de que ella se entregue a la policía. Y como no podía ser de otra manera, en lugar de ir al cine o a cenar, ambos se dedican a capturar malhechores, a recuperar joyas robadas y a volar edificios por los aires. Por supuesto, sin herir de ninguna manera a ningún inocente.
 
Esto sirve para mostrarnos las marcadas personalidades que Tom King ha conseguido plasmar a la perfección en estos dos personajes. Por eso, la escena del final de la noche en la que ambos se encuentran sobre uno de los tejados de Gotham sirve para devolvernos ese tono de melancolía y pesadez que parecía haber desaparecido en este número. Porque es en este momento, cuando nos damos cuenta de que las actividades nocturnas que han llevado a cabo ambos personajes, no pretendían servir como escenas humorísticas, sino que están ahí para que el encuentro sexual final de Batman y Catwoman tenga un peso narrativo más psicológico. 
 
 
 

Cerrar