Bayonetta esconde un homenaje a una famosa saga de Nintendo, y no es un traje

(Atención: posibles spoilers de Bayonetta y Bayonetta 2)

Bayonetta está a punto de pisar Nintendo Switch por partida doble. El próximo 16 de febrero aterriza en la híbrida Bayonetta 1 + 2, un pack con las dos primeras entregas de la Bruja de Umbra que, por primera vez, podrá ser manejada en una plataforma portátil. Un movimiento estratégico con el que traer uno de los mejores hack 'n slash de vuelta y con el que calentar de cara al lanzamiento de la esperada y confirmada tercera entrega.

El primer juego de esta famosa bruja se estrenó hace varios años en Xbox 360 y PlayStation 3. Tras el lanzamiento de Wii U, la consola del GamePad recibió de nuevo la primera entrega junto con una secuela que se convirtió en exclusiva. Con motivo de este relanzamiento, en PlatinumGames decidieron introducir algunas novedades en forma de trajes, armas y alguna que otra sorpresa basadas en los personajes más famosos del universo nintendero. Así, tuvimos la oportunidad, y la tendremos ahora, de ver a Bayonetta con la armadura de Samus, con la ropa de Link o incluso el uniforme de Fox McCloud.

El caso de Star Fox era incluso más especial. El estudio nipón padre de la Bruja de Umbra trabajó codo con codo con Nintendo para lanzar Star Fox Zero también en Wii U. Un videojuego de naves protagonizado por el zorro y su tropa que dio mucho que hablar por sus controles y que, en cierto modo, logró colarse en Bayonetta 2. Porque, efectivamente, Platinum no pudo evitar meter un más que interesante guiño a esa famosa IP con la que estaba trabajando, y era todo un gozo para los fans tanto de Cereza como de McCloud.

Un easter egg que corrió como la pólvora y que nos permitía manejar la nave de Star Fox en el camino a la montaña Fimbulventer. Se trataba de un nivel aéreo y, según la historia, Jeanne pilotaba una nave sobre la que Bayonetta se colocaría para acabar con todos los ángeles que aparecieran por el camino y poner fin a todos los problemas que las envuelven en esta entrega. Sin embargo, cumpliendo un requisito en especial, este avión cambiaba por completo.

Si la bruja lleva equipado el traje de Mercenaria, con el que luce el aspecto de Fox McCloud a su manera, el vehículo volador pasa a ser un Arwing, que además cuenta con un manejo distinto. De la misma forma que en cualquier juego de la saga Star Fox, esta nave espacial puede realizar disparos cargados, lanzar bombas cargadas e incluso hacer un tónel, o como bien dirían los más versados en la franquicia, cumplir la orden «Do a Barrel Roll!».

Esta sección es exclusiva del capítulo 16, El Poder Soberano. En el resto del juego sí se puede ver otro pequeño guiño si se lleva el traje al comienzo de la aventura, en la sección en la que Bayonetta reparte palos a diestro y siniestro montada sobre un caza tras haber hecho las compras navideñas. De nuevo, otro Arwing aparece, aunque en esta ocasión es más un elemento decorativo que jugable.

Esta fue la primera gran colaboración de Nintendo y PlatinumGames, una por la cual ahora esperamos un Bayonetta 3 para Nintendo Switch y que, además, nos ha dejado uno de los easter eggs más simpáticos que conocemos. Y vosotros, ¿habíais manejado la nave de Fox en Bayonetta 2?, ¿tenéis ganas de hacerlo ahora con su retorno en Switch?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar