Bélgica: Desaparecen las cajas de loot en Overwatch y Heroes of the Storm

La polémica con las loot boxes en los diferentes juegos del mercado está lejos de finalizar, y al ser una práctica bastante extendida entre los estudios, algunos de estos están empezando a experimentar las consecuencias de un sistema de pagos que muchos consideran injusto y hasta ilegal.

Si tienes buena memoria, recordarás todo el revuelo mediático que levantó la inclusión de loot boxes en Star Wars: Battlefront II, y lejos de suponer un punto de inflexión para todas las compañías a lo largo del mundo, aún son muchos los títulos que no quieren dejar de usar un sistema de micropagos de alto rendimiento económico.

Pero no en todos los países han hecho caso omiso a esta práctica, que ya reúne un gran número de detractores, y Bélgica es uno de los ejemplos más claros en la lucha contra los “pagos extra”.

La Belgian Gaming Commission dio su veredicto en contra de las loot boxes el pasado mes de abril, al considerar que estas atentaban contra las leyes existentes dentro del país, por lo que recordaba e instaba a las diferentes compañías y estudios a cumplir con lo que se dictaminaba en ellas.

De hecho, desde los foros oficiales de Blizzard se anuncia que se suprimirán las loot boxes dentro del territorio belga, tanto para Overwatch como para Heroes of the Storm, y así evitar estar fuera del marco legal.

Además, la compañía desarrolladora se muestra sorprendida y en desacuerdo con la prohibición del gobierno belga, e indica que recurrirá el caso para tratar de solventar las condiciones impuestas por el Tribunal. Sin embargo, los jugadores afincados en Bélgica podrán seguir disfrutando de Overwatch y Heroes of the Storm, pudiendo conseguir dichos premios sin necesidad de pagar un extra por ello.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar