Ben and Ed: El youtuber español cuenta su aterradora experiencia investigando el Easter Egg caníbal en Essen

Ben and Ed: BersGamer cuenta su aterradora experiencia investigando el Easter Egg en Essen

La semana pasada te pusimos al tanto con el retorcido Easter Egg del videojuego Ben and Ed, y parece que el caso todavía está lejos de cerrarse. Si leíste nuestro informe sobre lo sucedido, seguramente recordarás que BersGamer viajaba el viernes pasado al pueblo de Essen para encontrar las localizaciones clave y verlas en primera persona.
Bien, pues fue a dichos escenarios… pero también encontró algo más.

Pero antes de los hallazgos, retrocedamos un par de horas en el tiempo. El día antes del viaje a Alemania, el misterioso facebok BennnnnnnEd publicó en su biografía el texto “sacrifice soo n” (Sacrificio pronto). Aquí los seguidores del perfil ataron cabos rápidamente, pues el único sacrificio que podía hacerse era el de alguien que estaba entrometiéndose demasiado: el youtuber.

Por supuesto, si estás leyendo estas líneas significa que el chico ha vuelto sano y salvo a su casa, pero sí que hubo momentos en los que realmente se pensó que podría ocurrir algo. Pero no nos adelantemos, sigamos por el principio.

El primer día en Essen se podría decir que fue de adaptación y de toma de contacto con un pueblo tan solo explorado por Alfonso (BersGamer) a través de Google Maps. Fue al siguiente cuando ya se metió de lleno en un intento por esclarecer el Easter Egg de Ben and Ed. Por supuesto, de manera paralela BennnnnnnEd continuaba haciendo de las suyas, y colgaba una nueva foto de un bosque en la que al fondo figuraba una pequeña casa.

La jornada se inició con una entrevista a Sluggerfly, compañía creadora de Ben and Ed y formada cuatro personas: por Dominik Plassmann, Christian y otra persona más que no pudo acudir al encuentro porque “se había roto una pierna”. Mientras que Alfonso y sus amigos realizaron una extensa entrevista con ambos, ésta todavía no está disponible al completo pero sí se pudieron ver algunos fragmentos de ella.

Un momento. Hemos mencionado a tres, ¿y la cuarta? Digamos que aquí el terreno se vuelve algo pantanoso. Según Dominik, una persona desconocida contactó con ellos al inicio del desarrollo del videojuego haciéndose llamar Benedict, aunque su verdadera identidad continúa siendo una incógnita. Él (o ella) tenía la idea para el final, algunos Easter Eggs, niveles y tras aportar la información se desvaneció sin dejar contacto alguno. O eso dicen ellos.

Aquí Bers intentó entrelazar a la persona desconocida con el nombre que figura en el iPod, Kitty, sopesando la probabilidad de que Benedict fuera en realidad Kitty Lee Pang, conocida de los creadores que actualmente estaría viviendo en Hong Kong, pero éstos tan solo se encogieron de hombros.

Tras eso los miembros de Sluggerfly abandonaron el hotel donde se alojaba el grupo de amigos y llegó el tercer invitado: el hombre que encontró el primer paquete, Ryan. Alfonso pudo ver en persona el contenido del misterioso pack, los dibujos (incluidos unos no vistos anteriormente), el hueso (del que se baraja que pertenezca a algún animal), la foto rota cuya pieza restante es la del centro y el iPod. Lo interesante aquí es el dispositivo de Apple, que está repleto de e-mails y fotos. No obstante, los mensajes de correo contenían información personal tanto de Dominik como de su familia, por lo que no se mostraron para no revelar sus datos. En cuanto a las fotos, se podían encontrar 4 en la galería del historial de búsquedas: dos pertenecientes a un mapa (posiblemente el último lugar en el que se encontró el iPod) y dos capturas de pantalla del reproductor de música (con las canciones “Nosotros controlamos todo” y “Bunnies”). En las fotos de archivo se encontraban diseños conceptuales de otro videojuego.

 

Toqueteando por la zona más técnica, Joe Vagian figuraba como el propietario del iPod, como ya comentamos previamente. En Safari la última pestaña abierta era, precisamente, el nombre de la compañía desarrolladora de Ben and Ed. Tras eso, Ryan también fue entrevistado (vídeo completo disponible próximamente), y dieron por finalizada la jornada.

El domingo era el día clave, pues visitarían las localizaciones de las imágenes de BennnnnnnEd. La primera parada fue la alcantarilla por sus dos extremos: tanto aquel en el que salía dibujado un monigote y el texto “press E to celebrate” como el que se podía ver a través de las coordenadas del jumpscare. Cosas de la vida, a Alfonso le dominó la emoción y decidió bajar para contemplar en detalle la parte trasera de la alcantarilla… para encontrar un regalito. Otro paquete.

La sorpresa se apreciaba en los rostros tanto del youtuber como de los demás. Alfonso alcanzó una gruesa rama caída de un árbol y trató de atraer el paquete hasta él, pues se encontraba dentro del alcantarillado. Una vez que estaba en sus manos, había una pregunta que no cesaba de hacerse “¿De verdad BennnnnnnEd les estaba esperando? ¿Estaría oculto en el bosque, lugar que visitarían por la noche?”.

Tras varios esfuerzos por abrir el contenedor, se desveló el contenido: una concha pequeña, la mitad de un billete de Hong Kong (¿te suena?), una tela negra y una serie de dibujos: uno en el que se muestran unas herramientas y el texto “I used this to cut” (usé esto para cortar) y “he continued until I ¿? Him then chopped ¿?” (algunas palabras no se entendían, pero vendría a decir algo como "él continuó hasta ¿? Y después cortó"), otro en el que parece que hay una cara (y da la sensación de que pone “Hi”, Hola), y otro en el que se muestra un cuerpo y una línea de puntos con tijeras para seguir un camino y trocear a la persona por partes, además de “you choose” (tú eliges). Detrás de este se ve lo que parece ser un dibujo del final de Ben and Ed con el mensaje “put into game” (poner en el juego). El último dibujo del paquete es uno en el que vuelve a salir una cara ya vista en otras ilustraciones y el texto “He just doesn’t stop chop!!” (¡No para de cortar!).

Pero había algo más: un fragmento de foto, precisamente lo que completa las fotos del paquete de Ryan. Curiosamente, juntando todas las piezas obtienes un muñeco de Ed. Si Alfonso alucinaba, sus creadores se mostraban increíblemente extrañados (aunque muchas veces da la sensación de que ellos podrían saber más información de la que aseguran tener).

Después de esos momentos de intensa estupefacción, el siguiente vídeo que BersGamer subió fue un vlog dividido en dos partes dedicadas a la exploración del bosque, lugar en el que él mismo ha afirmado en Twitter que ha sido donde más miedo ha pasado en su vida. ¿Por qué?.

El bosque Zur Korte-Klippe era un amplísimo espacio que en plena noche resultaba verdaderamente inquietante, con árboles caídos por una tormenta, invitados especiales (sapos) y la constante sensación de no estar solos, pues más de una vez apagan todas las luces asegurando que ven un foco luminoso en el horizonte (creyendo que había otra persona intentaron hablarle, pero no hubo respuesta).

El objetivo era llegar hasta una torreta, pero primero se detuvieron en una casa abandonada (sí, había una casa en pleno corazón del bosque). Parecía llevar años deshabitada, o al menos eso revelaban las cadenas que cerraban las verjas metálicas. Al no poder quitar el candado, tuvieron que entrar en el terreno saltando. Una vez allí dentro, se asomaron para comprobar qué había dentro de la casa, pero tan solo se veían ventanas con rejillas en su exterior, escombros en el suelo y oscuridad. 

 

Hubo instantes de vacilación, pero Alfonso y compañía terminaron aventurándose a explorar el interior de la casa. Dentro había prendas de ropa, lo que informaba de que no estaban solos… o que hacía poco que esa casa había tenido visitantes. Pero no era lo único que encontrarían, porque en el piso superior les esperaban un dibujo con el texto “I see you” (puedo veros) y varios ojos pintados, y otra prenda de ropa negra mojada. Pero también había otro papel con el mismo mensaje… y un paquete. La cara de los creadores de Ben and Ed solo podía calificarse como ‘un poema’.

Dentro del paquete parecía haber una cuerda… Y entonces se desató la locura. Se oían sonidos extraños procedentes de algún lado, y el grupo comenzó a alarmarse. En el suelo encontraron una hoz (¿les había pasado desapercibida?). La tensión aumentaba. El contenido del paquete resultó ser dos huesos, más tela negra y un papel que Alfonso rompió sin querer.

Uno de los amigos de Alfonso, que era quien grababa todo, aseguraba que había alguien fuera, y decidieron abandonar la casa a toda prisa, pero no sin antes realizar una última peinada del sitio. Se dieron cuenta de que todas las prendas pertenecían a una mujer, y comenzaron a entrelazar que el dibujo de “deja de cortar” podía tener alguna relación con todo ello. Divagaron con la idea de que Ben Drowned, personaje que aparece en el juego, murió en el agua, y el espacio de la casa era demasiado húmedo. Pensamientos que no evolucionaron mucho más porque era realmente la hora de irse. 

Cuando ya estaban volviendo a sortear la verja, Alfonso avisó de que alguien había lanzado piedras desde atrás. Posteriormente les daba la sensación de que alguien les observaba desde una de las ventanas de la casa. 

El problema era que con el miedo habían dejado caer los huesos, y debían volver a por ellos, aunque cuando comenzaron a hablar de recuperarlos Dominik entró en cámara corriendo y todos emprendieron una huida a toda velocidad.

Esto fue todo lo vivido por BersGamer en Essen, multitud de hallazgos que podrían ayudar a resolver el misterio del Easter Egg de Ben and Ed, pero que de cada vez comienza a teñirse de tintes más oscuros. El youtuber reitera que nada estaba preparado y todo lo vivido fue real, pero todavía hay quienes creen que o bien los creadores son los causantes de este macabro juego, o bien el caso se está saliendo de las manos.

Pero el enigma no termina aquí. Mientras Bers se encontraba en Essen, otra persona encontró el paquete de Francia marcado por las nuevas coordenadas, que contenía otro fragmento de foto (la cabeza de Ben), la misma tela negra que halló Bers, la otra mitad del billete de Hong Kong y otro elemento que no se puede identificar claramente (probablemente una chapa).

Por otro lado, BennnnnnnEd ha publicado una nueva foto: una casa, la misma casa en la que el youtuber y compañía se adentraron, pero con un ojo pintado en el centro. Bers ya se ha hecho eco de ello y subirá un vídeo analizando la imagen y hablando un poco más de su experiencia en el bosque.

Parece que todavía queda bastante para que pueda esclarecerse todo este asunto. De hecho, BennnnnnnEd comentó hace casi un mes que faltaban 3 coordenadas, una de ellas la de Francia. Eso quiere decir que, con toda probabilidad, quedarían 2 paquetes más, y uno de ellos podría estar en Hong Kong.

Sea como sea, nosotros seguiremos informando si surgen novedades. ¡No nos pierdas de vista!

¿Qué te está pareciendo el caso?

Cerrar