Bioshock Infinite cumple cinco años y así es como pudo haber sido

Bioshock Infinite tuvo una ambiciosa versión que no llegó a lanzarse

Hace cinco años del lanzamiento de Bioshock Infinite, que de momento cierra la saga de Irrational Games orquestada por Ken Levine, y con motivo de esta efeméride vuelve a salir a la luz un vídeo que recoge algunas de las revelaciones que el propio Levine realizó en la presentación del juego a los medios en Nueva York. Muchas cosas iban a ser diferentes en aquel momento, no solo personajes, sino también en lo que acontece dentro de la ciudad de Columbia.

Construida como una especie de exposición flotante que pudiera mostrar la grandeza de Estados Unidos viajando por el mundo, Columbia albergaba también en su primera versión una lucha de poder que desencadenaba una guerra civil entre los partidarios del gobernador Comstock y los que estaban en contra de sus medidas radicales. Ken Levine explica que la idea inicial era profundizar en la batalla de un grupo de resistencia contra las altas esferas fundadoras de la ciudad, más que entrar de lleno en un incidente internacional.

El propósito de esta resistencia era unificar a los trabajadores y proteger lo derechos de la minorías, pero las acciones de ambas partes terminaban escalando. «Cuando en la demo llegas a Columbia y ves el conflicto entre ambas partes, la actitud de las dos es 'bueno, mientras ganemos, nada más importa'. Entonces verías a Daisy Fitzroy, leader de Vox Populi, hablando a los suyos, que lo único que hacen es desplazar a la facción de los fundadores de zonas de la ciudad para ocuparlas ellos. No es una imagen agradable».

El vídeo adjunto muestra algunas de las ideas que había para Bioshock Infinite y se quedaron por el camino. Quizá en el futuro, si la serie se reactiva, se pueda aprovechar alguna.

Publicaciones relacionadas

Cerrar