"Bioshock Infinite es un juego que vale por dos", según su creador

Bioshock Infinite, la tercera entrega de la saga, es uno de los títulos más esperados para 2013 y la espera parece que va a merecer la pena después del retraso que nos privó de tener el juego este año.

Kev Levine, creador de la saga, ha explicado a qué se debió en una entrevista con AusGamers: “Mira, al final del día, el juego tiene que ser genial. Así que si tardamos otros 30 días, pues 30 días tendrán que ser. Creo que los aficionados, al final, quieren jugar un juego que sea lo que los diseñadores han previsto. La gente que realmente va a pagar esto son los desarrolladores, ya que tienen que ponerse a trabajar más duro. Creo que somos un equipo feliz de hacer esto porque estamos muy apasionados por el juego”.

Para dejarnos con aún más ganas, Levine explica que Infinite es un juego que en contenido, vale por dos: “no puedo decir lo mucho que tiene este juego… es probable que tenga el valor de dos juegos y hablo solo en términos de contenido. Que estuviera acabado y pulido es otro tema distinto. Tuvimos que reducir toneladas y toneladas de cosas porque no es fácil”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar