Bioshock Infinite iba a ambientarse en el Renacimiento

Muchas veces sucede que la idea inicial de un videojuego es completamente distinta a la que finalmente se ve cuando éste llega a las tiendas. Esto mismo sucedió con la época en la que estaba ambientada Bioshock Infinite, aunque el cambio se debió a causas de fuerza mayor.

Bill Gardner ha desvelado en una entrevista con el portal Polygon que en principio estaba previsto que la tercera parte de la saga sucediera en el Renacimiento en lugar de a principios del siglo XX, “pero a los seis meses se anunció Assassin's Creed II, se nos adelantaron”.

El director de diseño también ha comentado que durante el desarrollo han tenido que descartar muchos contenidos, “tantos que tenemos para hacer cinco o seis juegos completos”. “Duele cuando has de rechazar a uno de ‘tus hijos’, pero el resultado final merece la pena”.

Lo veremos a partir del 26 de marzo, cuando Bioshock Infinite llegue a PlayStation 3, Xbox 360 y PC.

Publicaciones relacionadas

Cerrar